Adiós a la voz femenina de la «gauche divine»

La Razón
La RazónLa Razón

La periodista y escritora Maruja Torres ha dedicado hoy un sentido adiós a la también escritora y editora Ana María Moix, fallecida en Barcelona tras tres años de lucha contra el cáncer: "Lloradla si queréis pero, sobre todo, leedla". En su blog, Maruja Torres ha recordado que fue amiga "de adolescencia, de juventud, de madurez y de esto que podríamos llamar vejez"de Moix, hermana del escritor Terenci Moix.

El conseller de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, ha lamentado hoy la muerte de Ana María Moix, de quien ha destacado su "solidez intelectual"y su importante papel en el campo de la escritura, la traducción y la edición. Mascarell ha recordado que Moix, hermana menor del también escritor desaparecido Terenci Moix, fue "la voz femenina"de la llamada "gauche divine"y la única mujer incluida en la antología Nueve Novísimos españoles, junto a figuras de la talla de Josep María Castellet o Pere Gimferrer.

El fundador de la editorial Anagrama, Jorge Herralde, ha lamentado hoy la muerte de Ana María Moix y ha recordado que fue una persona "de una rectitud y una ética ejemplar"que destacó como editora, escritora y crítica literaria, pero también como "agitadora cultural".

El poeta leonés Antonio Colinas ha recordado a su "buena amiga"y "compañera de generación"Ana María Moix como una "excelente persona", algo que "no siempre"en el mundo literario "va acompañado a la obra", y la ha definido como una de las "primordiales escritoras españolas"."Era una amiga y una colega entrañable. La considero también, en cierta medida, una compañera de generación aunque ella pertenece a los reconocidos como Novísimos de primera hora y yo estoy en el grupo de los heterodoxos", ha contado a Efe Colinas (La Bañeza, 1946).

El escritor Luis Antonio de Villena ha reivindicado a Ana María Moix como una "figura insólita"en contra "de las políticas facilonas"de las editoriales que "sólo buscan ganar dinero". "Esto Ana María lo tenía muy claro y estaba en contra de las políticas facilonas de las editoriales que sólo buscan ganar dinero. Apostó por la buena literatura y eso la convierte en una persona excelente", ha manifestado De Villena a Efe.