MENÚ
jueves 18 julio 2019
05:32
Actualizado

Almodóvar, la sombra de Cannes

El manchego compite por sexta vez en el Festival. ¿Logrará por fin la Palma de Oro? Éstas son las claves

  • Cartel francés de "Dolor y gloria"
    Cartel francés de "Dolor y gloria" /

Tiempo de lectura 4 min.

14 de mayo de 2019. 08:30h

Comentada
Gonzalo Núñez 14/5/2019

"Gracias a Dios que existen los franceses". ¿Cuántas veces, en los malos momentos, no habrá echado mano Pedro Almodóvar de la frase de aquel director ciego de "Un final made in Hollywood" (Woody Allen, 2002)? En cierta manera, fueron los franceses quienes "descubrieron" al manchego, quienes lo proyectaron hacia el mundo y, de ahí, al Oscar. Primero Francia, aunque también EE UU. Y siempre España entre medias, amándolo y odiándolo a partes iguales.

Ahora, Almodóvar regresa a Francia, con opción a lograr la Palma de Oro en Cannes. Estas son las claves de la presencia y las posibilidades de “Dolor y Gloria”:

La sexta participación

“Dolor y Gloria” se proyectará a las 19:30 horas de este viernes en el Festival de Cannes. Supone la sexta participación de Almodóvar con un filme en la gran cita cinéfila. Con anterioridad había estado en La Croisette con "Todo sobre mi madre" (1999), "Volver" (2006), "Los abrazos rotos" (2009), "La piel que habito" (2011) y "Julieta", (2016).

Premiado y valorado

Cannes aprecia a Almodóvar aunque nunca le haya otorgado la Palma de Oro. Con “Todo sobre mi madre” obtuvo la Palma al mejor director y en “Volver” se premió de forma coral a todas las mujeres del reparto. Además, y se trata de un gran ejemplo de la estima del Festival por el manchego, Almodóvar ha sido presidente del jurado el año pasado, en el que se premió “Un asunto de familia”, de Hirokazu Kore-eda.

Una durísima competencia

Sobre el papel, “Dolor y gloria” no lo tiene sencillo. La cinta competirá con los trabajos de directores que sí han ganado una Palma de Oro como Terrence Malick, los hermanos Dardenne y Ken Loach. En este grupo entra otro director más reputado aún, Quentin Tarantino, que logró la Palma en 1994 con “Pulp Fiction”. Para colmo, Jim Jarmush también ha traído su nueva cinta a Cannes, que además inaugura el certamen. Son rivales muy potentes, como por otra parte suele suceder en un encuentro tan prestigioso

Iñárritu en el jurado

El mexicano Alejandro González-Iñárritu es el presidente del jurado en esta ocasión. ¿Significará ello un plus de apoyo para una cinta en castellano como la de Almodóvar? Es imposible saberlo, pero si hay algo a favor de “Dolor y gloria” es el aroma a despedida o colofón de una carrera que encierra esta cinta. Es la más abiertamente autobiográfica y memorialística de Almodóvar y si Cannes está pensando en premiar de paso su trayectoria, “Dolor y gloria” podría cumplir bien esa función en la Palma de Oro. Hay que contar también con que el director se ha juntado con dos de sus actores fetiche: Antonio Banderas y Penélope Cruz, que podrían optar claramente a premio.

Optimismo desde España

“Dolor y gloria” ha supuesto el reencuentro de Almodóvar con el público español, y viceversa. Hacía años que una de sus cintas no lograba buenos números en taquilla. Ésta va ya por los 5,3 millones de euros recaudados y se ha convertido en la segunda cinta más vista en lo que va de año detrás de “Lo dejo cuando quiera” (9 millones). Todo ello hace ser optimista al equipo de la película a la hora de regresar a Cannes.

Últimas noticias