MENÚ
miércoles 22 mayo 2019
01:33
Actualizado

Muere Doris Day: la actriz con la que los hombres querían casarse antes de acostarse

Películas como “Confidencias a medianoche”, “Suave como el visón” y “Quiéreme o déjame” la lanzaron a todos los cines del país y del mundo

  • Doris Day y Rock Hudson en “Confidencias a medianoche”, de 1959
    Doris Day y Rock Hudson en “Confidencias a medianoche”, de 1959

Tiempo de lectura 2 min.

16 de mayo de 2019. 09:59h

Comentada
Gonzalo Núñez Madrid. 13/5/2019

Fue el rostro indiscutible de la comedia romántica de los años 50 y 60, muchas veces, como en “Pijama para dos”, acompañada del galán perfecto, Rock Hudson. Películas coloridas, picantes “ma non troppo”, basadas en la eterna guerra de sexos, con su buen suministro de coches relucientes, trajes abullonados y teléfonos blancos desde los que concertar una cita.

La musa de aquel cine inocente, con vocación de gran público, acaba de fallecer a los 97 años: Doris Day. La fundación que lleva su nombre confirmó esta mañana su fallecimiento en Carmel Valley, California, rodeada de sus amigos y familiares. “Había gozado de una excelente salud física para su edad, hasta hace poco que contrajo un caso grave de neumonía, que resultó en su muerte”, asegura la fundación en un comunicado.

En una entrevista de su época álgida retrataba lo que suponía su figura dentro del “star system” americano: “Me he convertido en una nueva clase de ‘sex symbol‘, la mujer con la que los hombres querrían acostarse, pero no antes de casarse con ella. Sexy, pero pura. Algo que cuidé en estas películas fue evitar la vulgaridad, que me repugna de verdad. Me gustaban estos guiones sobre el juego hombre-mujer mientras se hacían con estilo, ingenio e imaginación. En mi vocabulario, la vulgaridad empieza cuando la imaginación sucumbe a lo explícito”.

No obstante, a ella misma le llegó a pesar ese fama de pacata, de esposa perfecta, que se contraponía a la desmedida sensualidad de Marilyn Monroe. “Tengo la desafortunada reputación de ser la Virgen de América y todo eso, así que me temo que a algunas personas les sorprenderá lo que voy a decir, pero creo firmemente que no hay dos personas que deban casarse hasta haber vivido juntas antes ‘’, escribió más adelante.

Películas como “Confidencias a medianoche”, “Suave como el visón” y “Quiéreme o déjame” la lanzaron a todos los cines del país y del mundo como ejemplo de sofisticación normativa. La pareja en la ficción que formó con Rock Hudson fijó el arquetipo de ambos en Hollywood. En la vida real se casó 4 veces y tuvo un hijo, fallecido en 2004.

Además de en el cine, trabajó abundantemente en la música. Y a menudo compatibilizó ambas, como en el caso de “El hombre que sabía demasiado” (Hitchcock, 1956), donde cantaba el famoso “Que será, será”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas