La Orquesta Nacional se queda sin Academia

La escuela de perfeccionamiento, en la que participaban músicos de la Joven Orquesta Nacional de España, era una de las estrellas del programa socioeducativo

La escuela de perfeccionamiento, en la que participaban músicos de la Joven Orquesta Nacional de España, era una de las estrellas del programa socioeducativo.

¿Dónde está el programa socioeducativo de la OCNE?, se preguntan algunos músicos de la orquesta. La respuesta que dan es demoledora: «Ha desaparecido». De nuevo se vuelve a poner en entredicgo la gestión actual de la formación, como ya informó el lunes este diario. Algunos también de los consultados por este diario señalan que sería prioritario que volviese a funcionar. Otros, se quejan de que una de las iniciativas que se crearon con mayor ilusión haya desaparecido. Nos referimos a la Academia, que ha funcionado desde la temporada 2014-2015. En marzo de 2014 el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (Inaem) y la Fundación BBVA firmaban un convenio por el que se daba luz verde a la creación de lo que podríamos denominar una escuela de perfeccionamiento con el objetivo de completar la formación de los músicos de la Joven Orquesta Nacional de España (Jonde). Nacía con el objetivo de crear puentes estables entre el mundo musical académico y el profesional, completando la formación de los integrantes mediante la experiencia de participar regularmente en los conciertos de la OCNE. La iniciativa echó a andar con las más altas expectativas.

De la flauta al contrabajo

Félix Alcaraz, director técnico de la OCNE, declaraba entonces que «antes no había ningún paso concreto para pasar de la Jonde al mercado laboral. Ahora, con la Academia, tendemos un puente entre ésta y la OCNE para los alumnos. Es beneficioso para ellos por los conocimientos que van a adquirir y por el conocimiento que tendrán los profesores de su de-sempeño, por lo que, si trabajan bien, tendrán más facilidad para conseguir un puesto de trabajo». Las especialidades para las que se convocaban plazas eran flauta, oboe, clarinete, fagot, trompeta, trompa, trombón tenor, trombón bajo, tuba, violín, viola, violonchelo, contrabajo y percusión.

En principio, el acuerdo se firmaba por tres temporadas; sin embargo, la Fundación BBVA ha decidido no renovar el patrocinio, según han confirmado a este diario desde el Departamento de Comunicación «Al no haberse obtenido los resultados que se esperaban se ha optado por la no renovación. Se ha visto con la OCNE y se les ha comunicado la decisión», declaran. Los músicos fueron informados en su momento del cese de la actividad de la Academia, que los consultados valoran de manera muy negativa, debido a que se había constituido como un pilar fundamental dentro del programa socioeducativo. «Qué mejor que tener un profesor o tutor por alumno que sea un músico de la Orquesta Nacional», se pregunta uno de los miembros de la formación consultados, que lamenta «profundamente» que desaparezca.

El presupuesto anual ascendía a 80.000 euros y la pertenencia a la Academia se concretaba en dos años con una participación de seis semanas a lo largo de cada temporada y con un tutor o mentor con el que trabajar con el fin de desarrollar una dinámica de trabajo similar a la realizada en una orquesta profesional. Desgraciadamente, del programa socioeducativo hoy únicamente sobrevive el programa «Descubre», que se desarrolla los domingos por la mañana y que va destinado al público infantil.