MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
05:37
Actualizado
  • 1

Frankenstein ríe y canta

Esteve Ferrer se hace cargo de la versión musical de la cinta que parodió la novela de Mary Shelley.

  • El musical de «El jovencito Frankenstein» cambia el escenario londinense por el madrileño
    El musical de «El jovencito Frankenstein» cambia el escenario londinense por el madrileño
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

09 de noviembre de 2018. 00:17h

Comentada
Raúl Losánez .  Madrid. 9/11/2018

ETIQUETAS

«He tratado de conseguir que los amantes de la película no se sientan defraudados con el espectáculo y, a la vez, que los detractores de la misma puedan volver a ella con otros ojos después de haber visto nuestra obra». Es la ambiciosa declaración de intenciones de Esteve Ferrer, a punto de estrenar en Madrid la versión musical de «El jovencito Frankenstein» en el año del bicentenario de la publicación de la novela de Mary Shelley a la que parodiaba el filme. Tras un «intensísimo trabajo», el director catalán, como si él mismo fuese un contemporáneo doctor Frankenstein, dará vida la semana que viene a su particular criatura en plena Gran Vía madrileña. Una «criatura» que parece provenir tanto o más de la popular película que Mel Brooks rodó en 1974 que del musical que el propio director estadounidense hizo 33 años después, el cual sigue hoy representándose con éxito tras una larga gira americana en el West End de Londres. «Es que el primer y gran acierto está en el guion de esa gran parodia que es la película –explica Ferrer–. Y el segundo acierto, sin duda, fue convertir ese guion, a la hora de llevarlo a las tablas, en una comedia musical, porque es en realidad el formato teatral que mejor le va a una parodia. Sin embargo, esa versión teatral tiene ya unos años y necesitaba una revisión, así que me he ido al origen para refrescarlo todo, para contárselo al espectador de ahora con el lenguaje y el ritmo que precisa un montaje de hoy». Ese guion original, conocido probablemente ya por cualquier espectador, cuenta la historia de Frederick Frankenstein (Gene Wilder en la cinta), que viaja a Transilvania para hacerse cargo del castillo que ha heredado de su abuelo, el famoso Victor Frankenstein, y que decide continuar con las investigaciones de este para tratar de crear vida.

Con la colaboración de Thomas Meehan en el libreto, Brooks se hizo cargo personalmente de la música y de todas las letras de las canciones en la versión teatral de su película. Una adaptación en la que, a juicio de Esteve Ferrer, está «muy presente el amor de Brooks a la novela, que está cuidada al detalle, y a todo el cine que se había hecho ya con ella; incluso en la partitura, que es una maravilla, y que marca a la perfección todas las acciones, hay un homenaje claro a todo lo anterior, a toda la tradición que él había heredado de Broadway, o incluso a sus propias raíces judías». El director, que aún está saboreando otro éxito en el teatro musical como es «La familia Addams», ha contado con un elenco de 24 actores (Víctor Ullate Roche, Cristina Llorente, Marta Ribera, Jordi Vidal...) sobre el escenario para formar «un equipo artístico brutal».

Últimas noticias