La Ley de Mecenazgo vuelve a la agenda de Cultura

El Ministerio anuncia un nuevo impulso para aprobar la ley más esperada dentro del sector

El Ministerio de Cultura anuncia un nuevo impulso para aprobar una norma

En la agenda de los sucesivos ministerios de Cultura siempre ha figurado como uno de los temas prioritarios la Ley de Mecenazgo. Caballo de batalla de gobiernos de distintos signo la esperada norma no termina de echar a andar. Cuando José Guirao aterrizó en su despacho declaró a LA RAZÓN sobre este punto: «Aquí hay dos temas importantes. Uno es que la Ley de Mecenazago, la nueva, porque ya tenemos una, es del Ministerio de Hacienda y no afecta solo a Cultura y Deportes, sino también a Educación, Investigación, Ciencia, Transición Ecológica y quizá a algún departamento más y tiene que ser un esfuerzo colectivo del Gobierno para sacarla adelante. Cuando uno pone sobre la mesa un proyecto o un ateproyecto previamente se ha trabajado durante más de un año para que salga. Después vendrá el debate y las modificaciones y las propuestas concretas, con el mayor conocimiento de causa y consenso posible. Materialmente es imposible, con el tiempo que creo de legislatura, sacar la ley. Yo me comprometo, como parte de ese conglomerado, que tendrá que coordinar Hacienda, a iniciar los análisis y trabajos previos. Comprometerse a presentar ahora una ley no sería honesto por mi parte.

Trabajar para que haya una nueva ley, por supuesto».

El ministro nos contaba que tiene la citada ley como uno de los puntos importantes de su departamento. Y así lo confirmaba la directora general de Industrias Culturales y Cooperación del Ministerio de Cultura y Deporte, Adriana Moscoso, este jueves en Barcelona al afirmar que su departamento ha reanudado los trabajos para aprobar la nueva ley antes de que la legislatura finalice: «El mecenazgo es uno de los ejes centrales de nuestra política cultural y, de ahí, que seamos los primeros interesados en que el proyecto vea la luz lo antes posible».

Luego, durante la presentación de los presupuestos de Cultura, en la que el ministro ha coincidido con sus homólogos de Educación y de Ciencia, Guirao ha anunciado que en el proyecto de Presupuestos se ha incluido un impulso al mecenazgo al elevar el límite del 10 al 15% de la base desgravable del IRPF y del Impuesto de Sociedades para las donaciones a iniciativas culturales del sector público y de entidades sin ánimo de lucro, con un tope de 50.000 euros. «Esto para el tipo de mecenazgo que se hace en España es un gran avance», ha enfatizado el ministro, quien ha explicado que el Ministerio de Cultura «está trabajando con el Ministerio de Hacienda en un proyecto de reforma de Ley de Mecenazgo que actualice y organice el aspecto impositivo», desde los tipos de desgravaciones, hasta el objeto de las actividades beneficiarias.

Así, el ministro de Cultura ha explicado la importancia de esta medida, que se suma a la bajada del IVA aplicable a los servicios prestados por artistas, directores, técnicos aprobados por Real Decreto el pasado mes de diciembre, a la bajada del IVA del libro electrónico al 4% y al aumento de los presupuestos para su departamento, ya que «la Cultura se nutre de lo que se le da y también de lo que se le ahorra. Con estas medidas, estamos poniendo encima de la mesa de la Cultura muchos recursos», destacaba. Además, Jose Guirao ha informado que el Estado también aporta a la Cultura vía incentivos fiscales 682 millones de euros, según los cálculos del Ministerio de Hacienda.

Moscoso, que abría en el auditorio del Macba una jornada de Patrimonio Cultural y Mecenazgo, ha recordado que el gobierno aprobó en septiembre una comisión técnica formada por los ministerios de Cultura y de Hacienda para el estudio de dicha norma que no se había reunido «en los últimos siete años». Aun así, el ministerio no puede todavía avanzar una fecha sobre la llegada de la Ley de Mecenazgo al Congreso.

A falta de un estudio del impacto de los posibles incentivos fiscales en la recaudación por parte de Hacienda, para Moscoso es interesante que esa ley «ponga el foco en la figura del mecenas y extienda a la sociedad el mensaje de que cualquiera puede ser mecenas, con independencia de su capacidad adquisitiva», declaraba a Efe. «El objetivo final es que la realización de donaciones sea contemplada de forma positiva por la ciudadanía», entre la que se encuentran 3,1 millones de mecenas, según los últimos resultados de la Agencia Tributaria.