Patrick Mahomes gana la Super Bowl para Kansas City Chiefs con una remontada histórica (20-31)

San Francisco llegó con ventaja al último cuarto, pero no pudo con la magia del heredero de Brady

Thumbnail

Todo el mundo esperaba a Patrick Mahomes en la gran final de la NFL y aunque hubo que esperar al último cuarto, vaya si apareció la nueva estrella de la Liga. El quarterback de los Chiefs le dio el triunfo a su equipo liderando una remontada espectacular en los últimos quince minutos que ya forma parte de la historia. Se consagró el texano de 24 años, el mejor heredero de Tom Brady, que después de ganar el MVP el año pasado y quedarse a un paso de la Super Bowl, la acaba de ganar rompiendo cincuenta temporadas de sequía de Kansas City.

Al comienzo del último cuarto ganaba San Francisco (20-10), pero entonces apareció Mahomes con un pase largo magnífico que lo cambió todo para culminar en un 0-21 de parcial que le dio la victoria a los Chiefs y, evidentemente, el MVP de la Super Bowl a la estrella que viene en la NFL.

El partido comenzó con mucha igualdad y mucha precaución en la pizarra de los dos técnicos. Había mucho en juego y nadie quería perderlo todo de salida. La cuestión era el duelo entre quarterbacks: Garoppolo contra Mahomes, una batalla que empezó dominando el de los Kansas City Chiefs. Él mismo se encargó de anotar el primer touchdown de su equipo mientras que Garoppolo sufría una intercepción que parecía un problema y él aprovechó para crecer a partir de ese imprevisto.

Casi no falló desde entonces y San Francisco parecía volar hacia el anillo. Al descanso un empate (10-10) que dio paso al show de Shakira y Jennifer López. En realidad, lo más espectacular de la noche hasta ese momento.

En la segunda parte, el trofeo Vince Lombardi parecía acercarse a las manos de los 49ers, que apoyados en su defensa y en su quarterback iban sumando. Dos intercepciones le forzaron a Mahomes, que se sentía acorralado por los defensas rivales, encabezados por Nick Bosa, y no tenía mucho tiempo ni para pensar ni para salir corriendo, como a él le gusta.

20-10 al final al comienzo del último cuarto y el MVP del curso pasado no encontraba soluciones. Se le acababa el tiempo, pero el talento de Mahomes iba a aparecer. Una magnífica bomba para el “velocista” Tyreek Hill puso a los Chiefs cerca de la línea de gol y acabaron sumando siete puntos que les traían esperanza (20-17).

La presión era ahora para Garoppolo y apareció la defensa de Kansas City para quitarle la posesión y darle de paso un buen golpe. Era el momento del espectáculo de Mahomes, que llevó a su equipo 60 yardas hacia adelante para firmar un touchdown milimétrico que necesito de la revisión de vídeo. El heredero de Tom Brady le había dado la vuelta al marcador (20-24), lo que obligaba a los 49ers a hacer un touchdown en los menos de tres minutos que quedaban. No tuvieron manera los “niners” de cambiar una vez más el destino. La remontada de los Chiefs ya era imparable y Mahomes dio otro pase de touchdown para el 20-31 definitivo. El trofeo Vince Lombardi era para el 15 de Kansas City, el que más camisetas vende en la Liga. Un fenómeno que parece no tener límites.