Un deporte que combina la fuerza bruta y el amor

Las parejas de Dorking compiten por un barril de cerveza y la oportunidad de acceder a la carrera mundial de “parejas pesadas”

Este fin de semana se ha celebrado el campeonato anual de esposas en Dorking, Inglaterra. Se trata de una carrera muy poco convencional en la que se compite por parejas.

Los hombres llevan a sus mujeres colgadas del cuello y así, deben recorrer casi 400 metros de distancia. El peso mínimo es de 50 kilogramos y lo mejor es el premio: un barril de cerveza.

La pareja ganadora, competirá a finales de año en el mundial de Finlandia.

AGENCIA ATLAS