El Departamento de Justicia de Estados Unidos denuncia soborno en los Mundiales de 2018 y 2022

Rusia derrotó a España y Portugal en la carrera por organizar la pasada Copa del mundo en la elección celebrada en 2010

Joseph Blatter, ex presidente de la FIFA
Joseph Blatter, ex presidente de la FIFA

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha llegado a la conclusión de que trabajadores de las candidaturas de Rusia 2018 y de Qatar 2022 sobornaron a funcionarios de la FIFA para asegurarse la organización del Mundial en esos años, según publica el “New York Times”.

El informe alcanza a tres ejecutivos de medios y una empresa de marketing deportivo a los que acusa de varios delitos, incluido el fraude electrónico y el lavado de dinero. Los sobornos iban dirigidos a asegurar los derechos de televisión y de marketing para torneos internacionales de fútbol.

Los fiscales estadounidenses han dado detalles muy explícitos sobre el dinero abonado a cinco miembros de la junta directiva de la FIFA antes de la votación en 2010 en la que fueron elegidos Rusia y Qatar como anfitriones de los Mundiales de 2018 y 2020. Rusia superó a Inglaterra y a las candidaturas conjuntas de Holanda y Bélgica y de España y Portugal. Qatar, sede del Mundial de 2022, derrotó a Estados Unidos en la segunda vuelta que ya había recortado el número de votantes al haberse grabado a dos miembros del comité de elección aceptando sobornos.

Entre los acusados están tres miembros sudamericanos del panel de elección de la FIFA, dos de ellos ya fallecidos: Julio Grondona, ex presidente de la Federación Argentina, y el paraguayo Nicolás Leoz, ex presidente de la Conmebol, que murió en arresto domiciliario. El tercero es el ex presidente de la Federación Brasileña, Ricardo Teixeira, actualmente en prisión.