La más esperpéntica rueda de prensa de Bielsa y su traductor

El entrenador argentino es la gran sensación de la Premier, que empieza ya

“No he tenido ni un día de vacaciones”. Casi dos meses después del último partido que jugó el Leeds United, esas son las primeras palabras que Marcelo Bielsa ha pronunciado en su primera rueda de prensa como entrenador de Premier League.

‘El Loco’ llega cargado de instinto, pasión y tácticas extravagantes a una competición atiborrada de dinero, lujo y grandes historias, de las que el argentino ya forma parte sin siquiera haberse sentado aún en el banquillo.

Tal es su misticismo e independencia que, a falta de dos días para el debut liguero contra el Liverpool, su renovación por el Leeds no era una realidad. Tuvo que sentarse en la rueda de prensa y soltar un “me quedo” (siempre en español y acompañado de un traductor), para que Andrea Radrizzani, dueño del club, y Víctor Orta, director deportivo, respirasen tranquilos en los despachos.

Y es que la tranquilidad es lo que se busca en un club que se ha acostumbrado a pasarlo mal en los últimos años y que ha necesitado de 16 años para retornar a la élite mundial. Pero Bielsa no garantiza tranquilidad. Todo lo contrario. Es un genio del balompié que tan pronto amenaza a sus propios seguidores, a los barrabravas de Newell’s con una granada para que le dejen en paz, que organiza sus ataques alrededor del saque de banda o que, en pleno siglo XXI, es cazado en un caso de espionaje.

Lo ha demostrado en la rueda de prensa, donde se ha “enfrentado” a su traductor