El ex jugador del Arsenal que acusa a sus compañeros de contratar prostitutas antes de los partidos

Las confesiones de Nicklas Bendtner siguen dando mucho que hablar en la Premier. Denuncia el chantaje de una ex para pagarle “unas tetas nuevas”

Las confesiones del exdelantero del Arsenal Nicklas Bendtner siguen dando mucho que hablar en la Premier. En su nuevo y explosivo libro denuncia, entre otras cosas, que la contratación de trabajadoras sexuales fue muy común entre sus compañeros profesionales, incluso la noche antes de un partido.

En el polémico texto dedica un capítulo a Wayne Rooney por su contratación habitual de prostitutas y narra como fue la fiesta sexual organizada por Kyle Walker. Otras revelaciones con clasificación X incluyen la noche de la selección nacional de Israel con trabajadoras sexuales después de un partido en 1999, y el escándalo del as brasileño Ronaldo que se llevó a tres a su hotel en 2008.

Pero Nicklas cree que simplemente tuvieron “mala suerte” de que se conociera la noticia y que ver prostitutas es “un fenómeno generalizado en el fútbol profesional”.

“Solo los han pillado in fraganti y con los pantalones bajados. Créame, todos en este deporte han oído hablar de alguien que lo ha hecho, especialmente en Inglaterra, donde es una gran tradición compartir estas historia de machitos”, asegura.

El danés dijo que había una razón simple por la que pagar prostitutas era tan atractivo para los jugadores, especialmente aquellos que tienen una relación: “Es menos arriesgado que ligar con chicas mientras estás en otra ciudad ya que, aunque hay muchos incidentes relacionados con prostitutas, también se producen historias de extorsión a través de las redes sociales por parte de jóvenes despechadas".

En este sentido, Nicklas denuncia que algunas chicas son "cazadoras de oro” que están dispuestas a tener sexo y luego “te sacan una foto mientras duermes para extorsionarte”.

De hecho, denuncia que él mismo ha sufrido este tipo de chantajes. Bendtner, que salió con la baronesa Caroline Iuel-Brockdorff, revela que se vio obligado a pagar el aumento de pecho una mujer en 2009, cuando jugaba en el Arsenal y que incluso atacaron su coche o su ropa fue arrojada a la calle por mujeres enojadas.

"Una de las chicas con las que estuve -relata- vino a decirme que la dejé embarazada y que debía pagar un precio por ello. ¿Y qué significa eso?’ le pregunto. Significa que tienes que pagar por un par de tetas nuevas para mí. Quiero que me arreglen las tetas ". Así que el jugador asegura que no le quedó otra que pagar al cirujano plástico para evitar el escándalo.

En su autobiografía, “From Both Sides, Bendtner" detalla su época de jugador en el Arsenal, por quien firmó cuando era adolescente, además de sus temporadas en Birmingham y Sunderland. Él lo define como una “hazaña para mantenerse 100% limpio” y admite haberse metido en “cosas incomprensibles”, incluidos juegos sexuales en hoteles con compañeros de equipo.

La prensa inglesa sigue desgranando el jugoso libro capítulo a capítulo y seguro que en los próximos días nuevas revelaciones coparán sus páginas.