MENÚ
martes 13 noviembre 2018
15:00
Actualizado
  • 1

Andoni Gago, el guerrero vasco que reina en Europa

El vizcaíno consiguió a los puntos el cinturón del peso pluma de la Unión Europea ante el francés Dos Santos.

  • Geofreey Dos Santos y Andoni Gago / Alberto R. Roldan
    Geofreey Dos Santos y Andoni Gago / Alberto R. Roldan

Tiempo de lectura 2 min.

29 de abril de 2018. 14:37h

Comentada
Domingo García Bilbao. 29/4/2018

ETIQUETAS

“Andoni, Andoni”, gritaba el pabellón de Miribilla cuando Andoni Gago vivía sus peores momentos en el combate por el título de la Unión Europea contra el francés Dos Santos. Con la misma energía con la que lo había recibido en su salida del vestuario, el público intentaba levantar el ánimo y las fuerzas del boxeador vasco. Gago es un boxeador pequeño y fibroso, como corresponde a su categoría. Un peso pluma que nunca se rinde al que se le adivinan con la misma claridad los huesos y los músculos. Le llaman “El Macho”, pero es un guerrero, como Julio César Chávez, al que tanto admira. Por él y por todos los boxeadores mexicanos que llegaron después para transmitir el mismo espíritu de lucha, es un corrido la canción que lo acompaña en su subida al cuadrilátero. Y por eso la cresta que adorna su cabeza aparece coronada por una cinta con la leyenda “Machito” al estilo de la que lucían el “Guerrero” y todo su equipo cuando saltaba al ring.

Tenía ganas Andoni y después de un primer asalto de reconocimiento, sus golpes empezaron a tocar la cara de Dos Santos en el segundo asalto. Sangraba con abundancia el francés, que esparcía los restos de su sangre por la espalda del español con cada abrazo al mismo ritmo que la camisa blanca del árbitro comenzaba a tomar un color rosáceo. Porque no había amor, pero sí hubo muchos momentos en que los dos púgiles necesitaban abrazarse. Un momento de respiro antes de volver a pegarse.
La sangre del francés anunciaba un camino más sencillo para Gago, pero es resistente Dos Santos. Un tipo que sabe agarrarse y que no duda en agachar la cabeza para protegerse aunque tenga que embestir a su rival para ello. Y también tuvo su momento, también supo levantarse y pegar y hacer tambalearse al español, al que los doce asaltos terminaron haciéndosele largos. Pero aguantó y supo administrar la ventaja conseguida en los primeros asaltos. Y si no había que pelear. Sabía que el combate era suyo y se trataba de esquivar las últimas embestidas del francés. Los jueces también lo reconocieron de forna unánime. 112-114, 112-115 y 111-117 fueron las votaciones que lo convirtieron en el nuevo campeón de la Unión Europea.

Cuando acabó y supo que era el ganador a Gago todavía le quedaban fuerzas para agarrar el micrófono y agradecer el apoyo del público. “Quiero daros las gracias porque vosotros hacéis que nosotros seamos grandes. Gracias a vosotros que llenáis siempre. Hoy la mujer de mi vida me regaló a mi hija. Quiero desearte feliz cumpleaños y que cumplas muchos más. . Tu primer regalo es esto para que juegues al “catch” en casa”, decía entre los aplausos del público. Un campeón con corazón.

Últimas noticias