Deportes

Dzanan Musa, el Doncic bosnio ya es una estrella en Lugo

El alero del Leche Río Breogán ha sido el gran protagonista en la primera jornada de la Liga Endesa. Con 22 años ha pasado por la NBA, ha jugado la Euroliga y busca relanzar su carrera en España

Dzanan Musa impactó en la primera jornada de la Liga Endesa
Dzanan Musa impactó en la primera jornada de la Liga EndesaEFE/eliseo trigoEFE

«La gente de Yugoslavia tiene una autodisciplina que no se ve en el resto de países. Somos niños de la guerra. Cuando nací ya había terminado, pero la sentí porque mi padre estaba en el Ejército y era el responsable de 2.000 soldados. Tenemos algo que nadie puede describir, sólo sé que la guerra nos hizo más fuertes». El testimonio corresponde a Dzanan Musa (8-5-1999, Bihac –Bosnia–), la estrella del Leche Río Breogán que en su estreno en la ACB lideró a los gallegos ante el Lenovo Tenerife con 25 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias. Los isleños, terceros en la primera fase la temporada pasada sólo por detrás de Madrid y Barça, se toparon con un jugador que en sus primeros siete minutos en la Liga Endesa había anotado 16 puntos con cuatro triples sin fallo.

Musa, de 22 años, fue bautizado hace tiempo como el Luka Doncic bosnio, aunque su evolución tenga poco que ver con la del ex madridista y actual estrella de los Mavericks. Musa dejó su casa con 11 años para formarse en Sarajevo. Allí se convirtió en un proyecto más que prometedor y con 15 años se marchó a Croacia fichado por el Cedevita Zagreb. Un año después ya le insultaban en las canchas croatas llamándole “musulmán”, debutaba en la Euroliga, explotaba en las selecciones inferiores de Bosnia (50 puntos a China Taipei en el Mundial junior 2017) y comenzaban los problemas. El dueño del equipo de la capital croata le calificaba de «arrogante y egocéntrico». Tuvo una bronca que se hizo viral con la estrella de la selección de su país, el ex baskonista Mirza Teletovic. Musa decidió dejar los Balcanes y con 18 años fue seleccionado en el puesto número 29 del draft por los Brooklyn Nets.

En su primer año en Estados Unidos sólo disputó nueve partidos con los Nets y se pasó más tiempo enrolado en el equipo vinculado de la G-League, los Long Island Nets. Los números (19,5 puntos, 6,4 rebotes y 3,6 asistencias) delatan que le venía pequeño. En la segunda temporada disputó 40 partidos (12 minutos de media en pista con 4,8 puntos y 2,2 rebotes) antes de que la pandemia lo parase todo. Un traspaso lo envió a Detroit y allí fue cortado. ¿La solución? Regresar a Europa. No lo hizo a cualquier sitio. Se enroló en enero de este año en el Anadolu Efes. El contrato de dos temporadas y media sólo duró hasta junio. Y ahí apareció el Leche Río Breogán. En Lugo jugaron entre otros Perasovic, Charlie Bell o Pete Mickeal. Ahora está Dzanan Musa. ¿El único temor? Que llegue un equipo más poderoso y el bosnio decida dejar el Pazo dos Deportes.