Los hermanos Gasol vuelven a tener protagonismo ganador como visitantes

Pau intenta acceder a la zona, ante la oposición de Julius Randl
Pau intenta acceder a la zona, ante la oposición de Julius Randl

Los hermanos Pau y Marc Gasol han vuelto a tener protagonismo ganador con sus respectivos equipos de los Spurs de San Antonio y los Grizzlies de Memphis en partidos disputados fuera de su campo durante la jornada de la NBA.

Los hermanos Pau y Marc Gasol han vuelto a tener protagonismo ganador con sus respectivos equipos de los Spurs de San Antonio y los Grizzlies de Memphis en partidos disputados fuera de su campo durante la jornada de la NBA. Pau regresó al Staples Center de Los Angeles para enfrentarse a su exequipo de los Lakers, con quienes conquistó dos títulos de liga, pero esta vez lo hizo con nueva franquicia, la de los Spurs, que fueron superiores y ganaron por 107-116 después de haber dominado el marcador durante todo el partido. El pívot internacional español, medalla de bronce en los Juegos de Río, volvió a realizar una gran labor de equipo al conseguir 16 puntos y cinco rebotes defensivos en los 28 minutos que estuvo en la pista.

El mayor de los hermanos Gasol, que volvió a recibir una gran ovación por parte de los seguidores de los Lakers, anotó 6 de 13 tiros de campo, esta vez no intentó ningún triple y acertó 4 de 4 desde la línea de personal. También repartió dos asistencias, puso dos tapones y perdió dos balones. "Siempre que llegó al Staples Center es motivo de satisfacción y alegría por todo lo que significa y viví aquí durante los años que estuvo como profesional", ha declarado Gasol tras el partido. "Ahora estoy en otra etapa de mi carrera profesional y me siento muy a gusto y feliz en San Antonio", ha dicho.

Por lo que respecta a Marc Gasol, el pivot siguió en su línea de líder de los Grizzlies que llegaron al American Airlines Center de Dallas y fueron muy superiores al diezmado equipo local de los Mavericks a los que ganaron por 64-80. El hermano mediano de los Gasol no necesitó esforzarse al máximo y el entrenador novato de los Grizzlies, David Fizdale, lo dejó jugar 24 minutos en los que aportó 11 puntos. El pívot estrella de los Grizzlies anotó 5 de 12 tiros de campo, incluido el único triple que intentó. Esta vez no hubo baile a los McGregor, pero si un gesto de "si me dejan tirar lo haré".

Efe