Deportes

Nuevo ataque contra Mbappé por su actitud: “Le convendría ser más humilde”

Algunos gestos del futbolista del PSG provocan rechazo en su país

Kylian Mbappé celebra el triunfo del PSG contra el Metz.
Kylian Mbappé celebra el triunfo del PSG contra el Metz.YOAN VALATEFE

Kylian Mbappé es uno de los mejores jugadores del mundo, pero algunos comportamientos despiertan rechazo en Francia. Si durante la Eurocopa el exfutbolista del PSG Jérôme Rothe le acusó de tener “un ego desmesurado”, este miércoles fue el entrenador del Metz, Frédéric Antonetti, quien criticó la actitud del delantero pretendido por el Real Madrid. “Le convendría ser más humilde”, dijo Antonetti después del Metz-PSG (1-2).

“Me encanta Mbappé, pero tiene que comportarse de otra manera si quiere que le quieran. Le convendría ser más humilde”, aseguró Antonetti. Estas declaraciones estuvieron motivadas especialmente por dos hechos protagonizados por Mbppé durante el encuentro. Después de que Achraf Hakimi marcara el gol de la victoria del PSG en el minuto 95, Mbappé se fue hacia el portero del Metz, Alexandre Oukidja, que estaba tendido en el suelo. Mbappé le dijo algo que debió molestar profundamente a Oukidja, que se fue corriendo detrás del delantero mientras este dirigía a celebrar el gol junto a sus compañeros. Allí Oukidja recibió un empujón y Neymar fue amonestado con tarjeta amarilla.

No fue el primer problema que tuvo Mbappé con Oukidja durante el partido. Después de la lesión de otro futbolista, el delantero del PSG devolvió el balón al portero internacional con Argelia, que debió emplearse a fondo para evitar que la pelota terminara en el fondo de la portería. Lo que se suponía que era un gesto de deportividad no fue interpretado así por los jugadores y aficionados del Metz.

La prensa francesa también ha criticado con dureza a Mbappé esta temporada y después del partido contra el Brujas en Liga de Campeones, el diario Le Figaro habló de la “vergonzosa” actitud y “falta de implicación” que mostraron en defensa el propio Mbappé, Leo Messi y Neymar.