Deportes

Sarabia acerca a España al Mundial

Un gol de penalti del jugador del Sporting de Portugal dio la victoria a la selección en Grecia y ahora depende de sí misma para llegar a Qatar 2022. Le vale con empatar ante Suecia

Sarabia marca de penalti el gol que dio el triunfo a España ante Grecia
Sarabia marca de penalti el gol que dio el triunfo a España ante Grecia FOTO: ALKIS KONSTANTINIDIS REUTERS

España está más cerca del Mundial de Qatar. Un gol de Sarabia de penalti la puso en el camino, aunque el trabajo duro lo había hecho Georgia con su victoria ante Suecia. Pero la Roja hizo lo que debía, dominó el partido desde el principio y lo liquidó con el tanto de Sarabia. El primer gol de penalti en juego de la selección después de cinco fallados.

Pero el problema pareció el mismo de siempre, España controla el juego y la pelota, pero le cuesta marcar goles e incluso disparar a portería. Hubo que esperar para ver el primer lanzamiento. Un disparo del debutante Raúl de Tomás que terminó en córner. Inmediatamente después llegó el penalti a Iñigo Martínez y el lanzamiento de Sarabia desde los once metros que vale medio viaje a Qatar.

Antes de eso Grecia, que vivía encerrada en su área, avisó con un contraataque que terminó en gol anulado a Masouras por fuera de juego. Eran invisibles los griegos en ataque, pero demostraron en un movimiento que la superioridad de España era demasiado frágil.

Hace falta poco para poner en peligro a la selección, aunque Unai Simón apenas tocara el balón con las manos. Jugaba de líbero el portero español, pendiente de un contraataque de los griegos que nunca llegaba.

España amenazaba por la izquierda, por donde entraban Gayá y De Tomás, que dejaba el área para Morata. El delantero de la Juventus y Gavi eran los mejores socios para ellos, los que más asustaban a Grecia. Carvajal, que volvía a jugar más de un año después con la selección, tenía menos colaboración por el otro costado. Sarabia se metía al centro y Koke, atento a todo, como siempre, se permite menos alegrías en ataque. El centrocampista del Atlético lucía el brazalete de capitán, el que le corresponde por veteranía... Por veteranía y por peso en el vestuario aunque Jordi Alba tenga más partidos internacionales y esté por delante en la lista.

Grecia sólo asustó en los primeros minutos de cada parte, como si las fuerzas se le acabaran pronto o tomaran conciencia con el paso de los minutos de su inferioridad frente a España. Y con el rival encerrado atrás es como más cómoda se siente la Roja. Le permite tocar el balón y dominar el partido y presionar arriba para robar la pelota cuando la pierde. El brillo ya es otra cosa.

El juego se convierte en una rutina en la que los internacionales españoles se pasan el balón sin mayor pretensión aparente que esa. No cerrar el partido fue lo que le hizo cargar con un empate en el primer cara a cara contra Grecia, el último de Sergio Ramos como titular con la selección española. El día que España comenzaba su camino hacia el Mundial empezaba el capitán a tomar la puerta de salida.

Luis Enrique consigue que todos se impliquen y que estén atentos como estuvo Laporte para cortar un pase largo de los griegos que podía haber complicado la vida a Unai Simón.

Con sólo un gol de ventaja, Luis Enrique decidió retirar a sus dos delanteros centros y fortalecer el centro del campo con Busquets para acompañar a Rodri y a Koke. Gavi se retiró por un golpe en la cara que pareció provocarle problemas de visión.

Para el seleccionador, vista la evolución del partido, era más importante asegurar el resultado que buscar el segundo que diera tranquilidad. Grecia revivió con el paso de los minutos y cada avance suyo, aunque Unai Simón continuaba sin tener que hacer paradas, hacía que crecieran las dudas. Una falta lanzada por Tsimikas se paseó por delante de la defensa española sin que ningún griego acertara a empujarla. Era un aviso.

Rodrigo Moreno, que había entrado junto a Dani Olmo y a Fornals en la segunda mitad, era la amenaza de España en la otra área, pero sin disparos que probaran las manos de Vlachodimos, el portero del Benfica que amargó la vida al Barcelona. El gol sigue siendo un problema, aunque quizá esta vez haya excusa. Sin Ferran Torres, Ansu Fati, Gerard Moreno y Oyarzabal, lesionados, todo resulta más complicado.

España consiguió mantener el resultado y depender de sí misma en el último partido contra Suecia. El Mundial está más cerca.

ASÍ LO VIVIMOS EN DIRECTO