Deportes

La UEFA no se fía del PSG e investiga sus cuentas

El posible incumplimiento del ‘fair play’ financiero, motivo de las sospechas

Nasser Al Khelaifi, presidente del PSG, y Kylian Mbappé.
Nasser Al Khelaifi, presidente del PSG, y Kylian Mbappé. FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Las cuentas del París Saint-Germain están bajo sospecha para la UEFA, según el diario L’Equipe, que asegura que el club francés tuvo que responder a una “solicitud de información” por parte de los expertos en ‘fair play’ financiero. Esta investigación se suma a la denuncia presentada contra la entidad parisina por parte de LaLiga ante la UEFA.

La Instancia de Control Financiero de los Clubes (ICFC) habría enviado hace varias semanas una petición formal de información adicional al PSG tras haber examinado sus cuentas, igual que las de otros equipos. L’Equipe informa de que no está claro si se va a abrir o no un procedimiento contra el PSG, que perdió 224,3 millones de euros durante la temporada 2020-21. El PSG, consultado por L’Equipe, expuso que responde regularmente a las preguntas del ICFC e insistió en que no hay ningún procedimiento abierto actualmente contra ellos.

Este miércoles se conoció que LaLiga había presentado una denuncia contra el PSG ante la UEFA, que suma a la ya presentada contra el Manchester City por “entender que estos clubes están incumpliendo de forma continua la actual normativa de ‘fair play’ financiero”. LaLiga “considera que estas prácticas alteran el ecosistema y la sostenibilidad del fútbol, perjudican a todos los clubes y ligas europeas, y solo sirven para inflacionar el mercado de forma artificial, con dinero no generado en el propio fútbol”.

“La financiación irregular de estos clubes se realiza, bien a través de inyecciones de dinero directas o bien a través de contratos de patrocinio y de otro tipo que no se corresponden con condiciones de mercado ni tienen sentido económico”, sostuvo en un comunicado el organismo que preside Javier Tebas.

LaLiga ha contratado para llevar esta demanda al abogado Juan Branco, que el pasado mes de agosto desveló que la Liga francesa de fútbol habría decidido posponer hasta 2023 la aplicación de las reglas del ‘fair play financiero’ entre sus clubes. La razón, según declaró entonces Branco en Onda Cero, era “hacer un favor al PSG y a Catar, que organiza el Mundial de 2022″. Hay que recordar que el PSG es propiedad de Qatar Sports Investments (QSi), grupo que dirige el catarí Nasser Al-Khelaïfi, presidente del club parisino.

Branco sostuvo en un comunicado que en la temporada 2019-20, la masa salarial del PSG respecto a sus ingresos llegaba al 99%, “muy por encima del 70% que establecen la Liga de Fútbol Profesional y la UEFA”. El aplazamiento de las reglas del ‘fair play’ financiero habría permitido al PSG afrontar el fichaje de Leo Messi y ahora la renovación de Kylian Mbappé.