Fútbol

El dinero que ha gastado el Barcelona en entrenadores desde 2020

El club no da con la tecla para el inquilino del banquillo

Ronald Koeman, el antiguo inquilino del banquillo del Barcelona
Ronald Koeman, el antiguo inquilino del banquillo del Barcelona FOTO: Albert Gea REUTERS

Xavi ya es una realidad, ya es nuevo entrenador del Barcelona, la gran apuesto de Joan Laporta para enderezar el rumbo perdido del equipo desde hace algunas temporadas. No da con la tecla el club azulgrana desde hace tiempo en el banquillo, aunque tiene mucho que ver el debilitamiento de la plantilla. Se fue Guardiola después de su época gloriosa, llegó Tito Vilanova para conseguir la liga de los 100 puntos; después, el año “perdido” de Martino, el repunte con Luis Enrique, los éxitos de Valverde en España, pero no en Europa, y a partir de ahí...

En enero de 2020 Josep Maria Bartomeu decidió destituir a Valverde, pese a que el Barcelona iba primero en la Liga. Fue sorprendente esa decisión en ese momento. En todo caso, hubiera tenido más sentido hacerlo en verano después de la debacle de Liverpool. Su marcha costó 11 millones y el sustituto elegido fue Quique Setién, pese a que no era la primera opción. El cántabro tuvo que sufrir el parón por la pandemia y toda la situación creada por el covid. Antes del confinamiento era líder, pero en el regreso, la Liga jugada en verano, fue terrible, aunque peor le fue en la Champions con el 2-8 del Bayern. Ese verano se marchó y todavía está pendiente de recibir el dinero que reclama por el año que le quedaba de contrato: 4 millones.

De Koeman a Xavi

Koeman ocupó su lugar y ha estado una temporada entera y unos meses de la siguiente. Ganó la Copa del Rey, pero en Liga, tanto la pasada como la actual, el equipo azulgrana ha ido teniendo altibajos, mientras que en Champions el resultado era igual de malo que los últimos años. El neerlandés ha dado oportunidad a muchos jóvenes de la cantera, pero los resultados no le han sostenido. La derrota contra el Rayo supuso su despido, y la salida va a suponer 12 millones de euros.

Después de la interinidad de Sergi Barjuan se encontró al sustituto, que estaba cantado: Xavi Hernández. El icónico jugador azulgrana, que disputó 767 partidos con la camiseta del equipo y ganó 25 títulos, tampoco ha salido gratis. Tuvo que ir una delegación del club a ficharlo a Qatar y al final se ha tenido que pagar la cláusula de rescisión de 5 millones de euros. Eso sí, su sueldo será a la baja, teniendo en cuenta la situación de crisis por las que atraviesan las arcas de la entidad barcelonista.

El banquillo del Barcelona, por tanto, está saliendo caro en los últimos años.