Deportes

Golf

Jon Rahm puede convertirse en el LIV Golf en el deportista mejor pagado del mundo

Dos de los últimos campeones de "Majors", el vasco y Brooks Koepka, ya están con la liga saudí

Jon Rahm, en el último Open de España
Jon Rahm, en el último Open de EspañaEuropa Press

A falta de hacerse oficial Jon Rahm puede convertirse en las próximas semanas en el deportista mejor pagado del mundo. La oferta que LIV Golf, el circuito mundial de golf impulsado por Arabia Saudí, ha realizado al vasco ronda los 500 millones de euros. A la espera de que se resuelva antes del 31 de diciembre la presunta fusión entre el LIV Golf y el PGA Tour, el movimiento puede hacer de Rahm el deportista con el contrato más elevado de la historia.

El desembarco saudí en el golf es de una dimensión impensable hace años. Ya cuenta con dos de los últimos campeones de "Majors", Rahm y Brooks Koepka, y tiene a 13 jugadores que al menos en una ocasión han ganado un "Grande" en su carrera. También presume de cinco jugadores que han liderado el ránking mundial.

En la liga LIV Golf se estima que los contratos de Phil Mickelson y Dustin Johnson superan los 100 millones de dólares al año. El vasco estaría muy por encima de esa cifra. En el pasado, Rahm había declarado que ni siquiera una oferta de 400 millones de dólares le haría abandonar el PGA Tour, pero el dinero saudí le ha hecho cambiar de opinión.

Más allá del valor individual que puede suponer la contratación de Rahm, el acuerdo con uno de los golfistas más populares de la actualidad se produce en un momento clave para el mundo del golf, ya que las dos ligas están en medio de un controvertido proceso de fusión. LIV Golf fue creada en 2021 con recursos casi ilimitados para competir con PGA Tour y con una de las leyendas del deporte, Greg Norman, como consejero delegado para borrar del mapa al resto de las ligas profesionales. Desde el primer momento, LIV Golf ha utilizado el talonario para atraer a golfistas de PGA Tour, como Sergio García, Martin Kaymer o Graeme McDowell, lo que ha provocado una auténtica guerra civil. Otros, como Tiger Woods y Rory McIlroy, han declinado las suculentas ofertas de LIV Golf.