MENÚ
martes 26 marzo 2019
03:24
Actualizado

El Valencia se aferra a la épica para pasar a cuartos de final (1-1)

Un gol de Guedes en el descuento clasifica a los de Marcelino para la siguiente fase de la Europa League. El Krasnodar se había adelantado cinco minutos antes

  • Guedes celebra con Gameiro el gol que clasifica al Valencia / Reuters
    Guedes celebra con Gameiro el gol que clasifica al Valencia / Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

14 de marzo de 2019. 21:31h

Comentada
Isabel Pacheco.  14/3/2019

El Valencia se congeló y volvió a la vida en el Krasnodar Stadium. Un gol de Guedes en el último minuto de la prórroga dio el pase a los de Marcelino a los cuartos de final de la Europa League cuando aún los rusos celebraban el golazo de Suleymanov a cinco minutos del final. Pero Guedes, que salió desde el banquillo, demostró por qué el Valencia se hizo con sus servicios.

En un partido loco, donde el Krasnodar tuvo al Valencia contra las cuerdas durante los 90 minutos, los de Marcelino, como ya hicieran en Copa del Rey ante el Getafe, volvieron a demostrar una vez más que a fe esta temporada no les gana nadie. Cuando ya se veían fuera de Europa un jugadón de Gameiro, que saltó al césped en los minutos finales, acabó en la pierna de Guedes, que remató con fuerza y coraje para batir a Safanov. Con el tanto del portugués el Valencia conseguía su billete para cuartos y estarán en el sorteo del viernes en Nyon, pero antes de eso tuvieron que sufrir de lo lindo. Incluso más de lo esperado.

El Krasnodar salió al campo con una idea muy clara en la cabeza: atacar para conseguir ese tanto que los metiera en la eliminatoria (2-1 habían quedado en la ida). Un gol que llegó en el minuto 11 de partido, pero que el colegiado anuló por mano clara de Ari. Marcelino y el Valencia respiraron tras la decisión.

El brasileño, nacionalizado ruso, fue un dolor de muelas para la defensa valencianista que se vio superada en varias ocasiones por el atacante. Sólo una lesión fue capaz de parar a Ari, que tuvo que abandonar el césped con molestias.

El Valencia navegaba a la deriva. Sin su faro, Dani Parejo, que tuvo que quedarse en la grada por sanción, la pareja de centrocampistas formada por Coquelin y Kondogbia se centraban más en la contención que en la elaboración. Todo lo contrario que Olssson, que marcaba el ritmo y la pausa del Krasnodar.

El Valencia aguantaba en su campo los arreones de los locales, pero la tormenta rusa poco a poco se fue apagando y los de Marcelino empezaron a carburar a partir de la primera media hora de encuentro. Un remate de Carlos Soler a centro de Cheryshev a punto estuvo de poner a los valencianistas por delante, pero apareció la pierna de Safanov.

Ahora sí los de la capital del Turia se sentían cómodos. Empezaron a tocar y a presionar más, pero cuando los de Marcelino empezaron a encontrarse más cómodos la primera parte llegó a su fin.

Los segundos cuarenta y cinco minutos arrancaron con el mismo guión de la primera. El Krasnodar salió a buscar el gol y el Valencia tenía que aguantar las emboscadas. Marcelino no veía las cosas claras y dio entrada a Rodrigo para intentar en una contra sentenciar la eliminatoria.

Conforme transcurrían los minutos el Valencia volvía a sentirse más cómodo. Un remate de cabeza de Santi Mina se marchó por la derecha de la portería de Safanov. Pero el Krasnodar seguía llegando con peligro desde las bandas y un gol, les metía en la siguiente ronda.

Marcelino no quería guardarse ninguna carta y dio entrada Guedes para intentar ganar protagonismo en el campo con el portugués y la jugada le salió a la perfección. Pero el Krasnodar no bajaba los brazos y a cinco minutos del final Suleymanov, que había entrado en la segunda mitad, se sacó un latigazo que se coló por la escuadra de Neto, que no pudo hacer nada para evitarlo.

El Valencia estaba fuera y a Marcelino y a los suyos se les venía a la cabeza aquellas ocasiones desperdiciadas en la ida. Pero en Europa nadie sabe lo que puede pasar y cuando en Krasnodar celebran el pase a sus primeros cuartos de final en la historia, Guedes se encargó de ponerle los pies a los rusos sobre la tierra.

La suerte acampanó al Valencia en Rusia y ahora toca esperar rival para cuartos.

Últimas noticias