Deportes

Así han consolado la hermana y el padre de Neymar al brasileño tras su derrota en la Copa América

Tras perder la Copa América, la hermana y el padre de Neymar han querido mandar un mensaje al brasileño.

Neymar y Rafaella
Neymar junto a Rafaella.La Razón

El ‘maracanazo’ de Argentina en Brasil ha dejado a Neymar como uno de los grandes perdedores. Sin embargo, tras la final de la Copa América, la hermana y el padre de Neymar han cerrado filas junto al delantero, al que han querido mostrar su apoyo en las redes sociales.

“Has sido gigante. ¡Qué orgullo mi amor! Levanta la cabeza. Estamos juntos. ¡Siempre y para siempre! Soy tu fan número uno. ¡No te olvides nunca de tu fuerza! Llegamos hasta aquí. Estás entero. Sin moretones. Dios sabe lo que haces y nuestra familia lo sabe. Vamos a seguir. ¡Nuestro número 10!”, escribía Rafaella, la hermana de Neymar en Instagram.

El padre del futbolista, por su parte, publicaba en redes sociales: “Felicidades. ¡Qué bueno verte jugar! Qué pelea... Qué entrega... Siéntete orgulloso de ti mismo... Esto es fútbol. ¡Esto es NEYMAR JR! Te amo hijo. Solo di gracias…. ¡Dios sabe de todas las cosas!”.

Neymar acabó la Copa América llorando

Neymar ha ejercido más que nunca de líder de la selección brasileña, pero se va sin premio y entre lágrimas después de perder este sábado la final de la Copa América de 2021 por 1-0 ante Argentina en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

El delantero del París Saint-Germain recuperó el gran nivel de juego y desequilibrio que le llevaron temporadas atrás a codearse con los mejores futbolistas del mundo. Una buena actuación que, sin embargo, acaba sin título.

Neymar acaba la competición con cinco asistencias y dos goles que le dejan muy cerca del récord histórico de goles en partidos oficiales con el combinado verde-amarillo de Pelé. 77 marcó el triple campeón del mundo por los 68 de Neymar, aún con 29 años de edad.

Su trascendencia en el juego de la Canarinha es incontestable. Hoy por hoy, es indispensable en la pentacampeona del mundo. Este sábado lo intentó todo y de todos los colores.

Los argentinos le hicieron un marcaje férreo. Rodrigo de Paul le secó, pero nunca dejó de intentarlo. Con el pitido final, se derrumbó por completó. Se abrazó con el técnico Tite entre lágrimas y a los pocos minutos se fue a felicitar a un también emocionado Lionel Messi.