MENÚ
miércoles 14 noviembre 2018
04:55
Actualizado
  • 1

Saber sufrir como medio para sobrevivir

  • Marta Ortega y A riana Sanchez
    Marta Ortega y A riana Sanchez

Tiempo de lectura 2 min.

08 de septiembre de 2018. 18:43h

Comentada
PadelSpain / @padelspain.  8/9/2018

ETIQUETAS

El choque más largo de la jornada femenina de cuartos nos dejó a cuatro enormes jugadoras, dos que ya lo son por ranking como Martita Ortega y Ariana Sánchez, y dos que han demostrado su crecimiento y que a partir de ahora se exigirán más todavía en cada cia, Lucía Martínez y Carla Mesa.

Victoria con sabor a heroicidad para Martita y Ari por 5-7, 6-4 y 6-7, remontando a base de piernas y de calidad a dos jugadoras, Carla y Lucía, que han demostrado que los entrenamientos los aprovechan al 100%, que tienen como claro objetivo seguir creciendo en pista y que no se ponen techo.

En los últimos tiempos han dado un salto cualitativo que en Lugo se ha acrecentado, ya que suponía para ellas sus primeros cuartos juntos, y no han defraudado. Tras vencer a Teresa Navarro y Victoria Iglesias, llegaban con la moral por las nubes, algo que emplearon para sobreponerse a los tiros ganadores que sus adversarias empezaron a conectar desde el primer minuto.

Último duelo que se disputaba en el club D10, donde se pudo ver a una Carla que en ningún momento se desconectó mentalmente del choque y eso supuso un peligro constante con sus tiros por alto, que le ayudaron a llegar con 5-3 y saque para cerrar con tranquilidad el primer parcial; sin embargo, ni Ari ni Martita estaban por la labor de regalar nada, y pelearon para forzar la igualada primero y después para ponerse por delante con dos juegos seguidos, cerrando así el primero para la madrileña y la catalana.

En el segundo, lejos de venirse abajo y dejarse ir, las chicas de Severino Iezzi explotaron aún más sus virtudes y se hicieron con un break en el cuarto juego que les impulsó hacia la igualdad al acompañarle de otro más en el siguiente saque y así, lograr el 6-4 que dejaba todo como al principio.

Y para el final, un postre con guinda, el tie break. Break y contrabreak para alternarse en el marcador y llegar al 6-6 que lo dejaría todo a la suerte dispar del desempate, un desempate donde Carla y Lucía se colocaron 6-3, a solo un punto de la victoria, pero los nervios, la altura de la gesta o la falta de experiencia en estas lides, jugó en su contra, y las chicas de Rodri Ovide remontaron de manera espectacular para ser ellas queienes finalmente se hicieran con el desempate, el juego definitivo, el set y el partido en cerca de tres horas de partido.

Fotos: World Padel Tour

Últimas noticias