MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
21:05
Actualizado
  • 1

«Quiero seguir hasta que tenga el campeonato del mundo»

Miriam Gutiérrez no tiene rivales en España, pero eso no la frena. Visitó LA RAZÓN con su preparador, Jero García, y con Ardi Rodríguez, que el viernes defiende el campeonato de España de los supergallos

  • «Quiero seguir hasta que tenga el campeonato del mundo»

Tiempo de lectura 2 min.

15 de marzo de 2018. 20:30h

Comentada
Domingo García Madrid. 15/3/2018

“El nuestro es un deporte tanto para hombres como para mujeres. Yo no creo en diversidades, no creo en segregaciones y en esto muchísimo menos”, dice Jero García, entrenador de boxeo y “hermano mayor” en televisión. Y para demostrar que se trata de un deporte sin distinción de género visitó el estudio de LA RAZÓN TV con dos de sus púgiles, Miriam Gutiérrez y Álvaro Rodríguez, Ardi.

Ellos son dos de las mayores atracciones de la velada que se celebra el viernes en el Casino Gran Madrid de Torrelodones. Ardi es el protagonista del combate de fondo, en el que pone en juego su título de campeón de España de los supergallos contra Sebastián “Látigo” Pérez. Ardi no siente la presión de su segunda defensa y mira más allá, a la posibilidad de disputar un título continental. “La presión siempre es la misma, uno siempre va a ganar. Esta pelea es una oportunidad que nos abre el camino a Europa. Presión creo que tiene él más que yo. Pelea fuera y él también puede dar el salto y ser campeón de España. Yo campeón de España ya lo he sido y ahora lo que quiero es dar un paso más”, advierte.

Ardi promete espectáculo y seguir boxeando con la guardia baja, su marca de estilo. “Me siento cómodo así, no lo hago por nada en especial, sino porque es mi forma. Cuando subo las manos no me encuentro a gusto, no veo las manos”, explica. “Digamos que Ardi es la heterodoxia hecha boxeador, entonces tampoco vamos a luchar contra los elementos. Él boxea así. Intentamos estructurar la pelea por su forma de boxear, vigilando mucho al rival y con las condiciones que tiene él. Si él boxeara de otra manera no lo sentiría, no vería las manos, entonces nos tenemos que adecuar a la situación”, asume su preparador.

El problema de Ardi, como el de Miriam, como el de todos los boxeadores, es la báscula. “El primer asalto siempre lo tienen con el peso”, dice Jero. “Estamos deseando que llegue el día del pesaje. Ésa es nuestra primera pelea, pactar un peso y llegar al peso en condiciones y luego hacer una subida porque todo es un conjunto. No se pueden hacer locuras, todo esto lo hacemos con un buen nutricionista, un buen preparador físico, un buen fisio. Todo tiene que estar compensado, no se pueden hacer locuras como se hacían antes porque luego es cuando vienen las cosas feas”, afirma Miriam.

Ella, además, tiene otra dificultad. En España no hay boxeadoras profesionales de su peso. El viernes su rival será la serbia Ksenija Medic. “Al final siempre tengo que boxear con gente de fuera. Es el único inconveniente, que nunca voy a poder hacer un campeonato de España porque no hay chicas de mi peso. Pero ya tengo un gran recorrido y ya puedo manejarme bien y cuando me haya asentado podremos optar por el Europeo. Estoy cuarta en el ranking europeo y espero que sea pronto porque es una ilusión y un reto”, reconoce. Pero tampoco frena en el continente. “Quiero seguir hasta que tenga el campeonato del mundo”, dice.

Últimas noticias