Sampras puede esperar

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Entre la colección de ilustres que poblaban las gradas de la central estaba el mítico tenista australiano que la da nombre. Rod Laver, en primera fila, lanzaba fotos con su teléfono de última generación a Rafa Nadal en la entrega de trofeos. Era el reconocimiento implícito al gran protagonista de la final, por mucho que Stanislas Wawrinka tuviera el título en sus manos. Entre ambos se encontraba otro de los más grandes, Pete Sampras. El estadounidense apareció en Australia en la segunda semana del torneo invitado por la organización. Quien más quien menos ya había hecho sus cálculos para que «Pistol» Pete y Nadal fueran los protagonistas de un momento histórico. Si Rafa ganaba en Melbourne igualaba los 14 «Grandes» del estadounidense y éste sería el encargado de darle el trofeo. Ese instante tendrá que esperar. Sampras todavía puede presumir de ser el único jugador de la historia que ha ganado 14 «Grand Slams». Por delante sólo tiene los 17 de Federer.

La derrota no impide que Rafa sigue teniendo ambas marcas a su alcance. Es una impresión unánime en el circuito. «Sigue estando en condiciones de igualar a Sampras este mismo año. El siguiente ''Grande'' es Roland Garros así que... Si el físico le respeta, estoy convencido de que superará los 17 de Federer», comenta Albert Costa. Nadal, al borde de las lágrimas y antes de recibir la bandeja de subcampeón, felicitó a su buen amigo Wawrinka: «Has merecido ganar, la mala suerte ha sido para mí, pero lo mereces. Muchas felicidades». Y a Sampras no le quedaba otra que entregar el trofeo a Wawrinka.