Deportes

La lesión de Nadal: “Tiene narices...” Lo que no ha podido hacer hasta llegar a Madrid

Rafa jugó su último partido el 20 de marzo, ya lesionando en una costilla

Rafa Nadal, durante un entrenamiento en la Caja Mágica
Rafa Nadal, durante un entrenamiento en la Caja Mágica FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Rafa Nadal llegó el jueves a la capital de España para disputar el Mutua Madrid Open. Le ha dado tiempo a un par de actos más allá del tenis, a entrenarse en la pista Manolo Santana ante unas 2.000 personas, a probar también las pistas exteriores, a hacer el saque de honor en el Bernabéu en el partido en el que el Real Madrid se proclamó campeón de Liga y ya ha explicado sus primeras impresiones respecto a su lesión.

Porque el balear hace un mes y medio que no juega un partido, después de un arranque de año imponente, con los triunfos en Melbourne, el Open de Australia y Acapulco, sin derrotas hasta la que sufrió con Fritz en la final de Indian Wells el 20 de marzo, cuando ya estaba lesionado. Sufrió una fisura en una costilla y con el tiempo justo, o “justillo”, como dice él, no ha querido perderse la cita en el Mutua Madrid Open. “Empecé hace dos semanas con media hora al día, muy suave. Estoy muy contento de estar aquí de nuevo. Todavía tengo un par de días para recuperar más. Todavía tengo algún altibajo, será una semana dura, seguro. Las cosas no irán a la perfección pero solo hay que luchar”, explicó en su primera conferencia de prensa.

“Estoy bien, recuperado de la lesión. Hablando de mi tenis y mi preparación es otra historia. Cualquiera que se haya roto una costilla sabe lo que limita y lo que duele, especialmente en las primeras semanas”, explicó. “No podía ni dormir bien, pero poco a poco pude ir al gimnasio. No es una lesión muy importante, pero es verdad que no me dejó hacer nada. Intenté no moverme mucho, recuperarme lo más rápido posible, así que estuve cuatro semanas sin entrenar””, insistió. Por tanto, el dolor ha desaparecido, lo que le falta ahora es preparación, ritmo, y eso se nota en detalles como el que desveló: “Empecé a sacar prácticamente aquí en Madrid. El saque es lo que he empezado más tarde”.

Una “pretemporada”

Eso hace que Rafa, un jugador que da valor a todos los torneos en los que juega, y más estando en casa, en España, en Madrid, admita que está en una especia de pretemporada y que tiene la mirada fijada en París y Roland Garros: “Tengo unas semanas para ponerme en forma. Nunca lo he dicho así, porque para mí todos los torneos son muy importantes, y más en esta parte de la temporada. No os voy a engañar, ha sido duro no poder jugar en Montecarlo y Barcelona, y llegar aquí justillo. Pero me quedan tres semanas para París y desgraciadamente este año sí me lo tengo que tomar así. Estoy feliz de cómo había empezado el año pero después de cinco meses sin jugar, con todo lo que había costado al nivel que estaba, que me rompa la costilla tiene narices”, reconoció.