Fútbol

Villar alarga la batalla

El Consejo Superior de Deportes le concede dos días más de plazo para presentar alegaciones que permitan aclarar un posible «crédito» irregular al Recreativo de Huelva.

Ángel María Villar dispondrá de dos días más para presentar alegaciones
Ángel María Villar dispondrá de dos días más para presentar alegaciones

El Consejo Superior de Deportes le concede dos días más de plazo para presentar alegaciones que permitan aclarar un posible «crédito» irregular al Recreativo de Huelva.

Villar no tiene prisa y ha conseguido alargar en dos días el plazo otorgado por el CSD para que presentara alegaciones en su defensa para aclarar un posible préstamo encubierto al Recreativo de Huelva. El Consejo había fijado el día de ayer como fecha límite para que Villar presentara alegaciones y la documentación solicitada, pero ayer recibió un burofax de la Federación, enviado con fecha del viernes pasado, en el que solicitaba un aplazamiento de tres días. Una posibilidad que concede la ley de procedimiento administrativo y que el Consejo ha reducido a dos días. En la batalla por los detalles, el CSD aplica la norma que impide prorrogar el plazo más de la mitad del tiempo concedido originalmente.

El aplazamiento sólo se aplica a las alegaciones. Para la documentación se ha mantenido el periodo original. La Federación debía presentar ayer una copia del libro mayor de cuentas y los registros bancarios que permitirán comprobar si han existido realmente movimientos irregulares que permitieron la inscripción del Recreativo la temporada pasada en Segunda División y ésta en Segunda B y la del Marino en Segunda B este curso. A la Federación se la acusa de haber concedido un préstamo de 140.000 euros para que el Recreativo pudiera saldar la deuda con su ex entrenador, José Luis Oltra, y de haberle permitido inscribir jugadores a pesar de ser un club «moroso». En el caso del Marino se la acusa de haber ayudado a saldar la deuda que mantenía con los jugadores que disputaron con el club tinerfeño la temporada 92-93 y que le ha permitido recuperar la categoría de Segunda B que se había ganado en el campo.

«Hay que permitir a la RFEF que dé sus explicaciones y una vez que se conozcan tendremos todos los elementos de juicio para adoptar las soluciones oportunas conforme al Derecho, porque esto está regulado en las normas. La RFEF tiene la obligación de conservar el patrimonio de la Federación y no comprometerlo con operaciones que pudieran llevar a no recuperar el dinero que se presta», aseguraba la semana pasada Miguel Cardenal.

Si la documentación aportada por la Federación y las alegaciones correspondientes no convencieran al Consejo se abriría un expediente a Villar que podría terminar con el presidente de la Federación inhabilitado, una situación que le impediría presentarse a la reelección, fijada en principio para el próximo día 22 de abril.

La pelea por el calendario es otro asunto que se deberá resolver en los próximos días. El Consejo ha encontrado en el segundo borrador algunos detalles que no se ajustan a la orden ministerial que regula el proceso electoral en las federaciones deportivas, lo que podría provocar un retraso en las fechas inicialmente previstas. Un asunto que no preocupa demasiado a Ángel María Villar.