Coronavirus

Los comerciantes de Atocha, a Ábalos: “Estamos todos en la puta ruina y tú con los bolsillos llenos”

Un grupo de afectados por el cierre de los establecimientos durante el estado de alarma recrimina al ministro que los haya dejado "arruinados" y que ahora Adif quiera renegociar las rentas congeladas

Lo que tendría que haber sido una visita institucional a la estación madrileña de Atocha del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, para poner en valor las medidas adoptadas por Adif y Renfe para garantizar la seguridad de los viajeros en la era post-covid ha degenerado en una espontánea protesta de varios de los comerciantes de la terminal ferroviaria contra la gestión que han hecho el ministerio y el gestor ferroviaria de su situación durante el confinamiento.

Los reproches a Ábalos han llegado cuando el ministro se dirigía a los medios de comunicación para explicar las medidas de seguridad adoptadas para viajar en tren. Ha sido en ese momento cuando un grupo de comerciantes de la estación han comenzado a increpar a Ábalos, al que han acusado de “no cuidar a la gente”. “¿Qué pasa con los comercios?, Llega cuatro meses tarde!”, le ha increpado a gritos uno de los afectados. Otro de los comerciantes ha arremetido contra el ministro con más contundencia aún. “¡Estamos todos en la puta ruina y tú con los bolsillos llenos”!, le ha espetado.

Renegociación de alquileres

El origen del malestar de los comerciantes está en el pago de las rentas a Adif. El gestor ferroviario asegura que ha enviado cartas durante los pasados meses a todos los afectados explicándoles que, ante el cierre de sus negocios por el estado de alarma, no tenían que pagar el alquiler. “A todos los arrendatarios que han pedido no pagar las rentas durante el estado de alarma se les ha dicho que sí. Los alquileres se han tramitado por el devengo del IVA”, ha podido explicar a duras penas la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, entre protestas de los comerciantes.

La explicación de Pardo de Vera no ha servido, sin embargo, para calmar los ánimos. Algunos afectados aseguran que no han recibido ninguna comunicación y que no sabían a qué atenerse. La empresa pública ha explicado que hoy mismo se ha publicado una disposición normativa que le habilita para renegociar las rentas no cobradas de los meses de alarma con cada uno de los comerciantes. Una decisión ésta que ha terminado que colmar la paciencia de muchos de los afectados. “¿Cómo voy a renegociar el alquiler si no tengo ingresos?”; se pregunta el propietario de dos de estos negocios. El problema, añade, es que las ventas tampoco están ni si se las espera pese a la llegada de la “nueva normalidad”. “Nadie tiene ganas de comprar. Ahora mismo facturamos un 5 o un 10% de lo que facturábamos antes del coronavirus”, asegura. “Mientras no desaparezca esto -afirma mientras se toca su mascarilla- esto no se va a arreglar”, advierte. “Se me van 22 años de trabajo a la calle. He tenido que hacer 16 despidos, que es muy duro. Me quedo sin nada”, asegura.

Para aliviar la situación de estos negocios, Adif se ha mostrado abierto a realizar una reducción parcial de las rentas “en función del impacto que la pandemia haya producido en sus actividades”, según ha informado la compañía horas después del incidente de Atocha.