Gloria Guevara: «Se está penalizando a España cuando más test está haciendo»

Entrevista a la presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC): "¿Quién está a cargo de esta crisis? Nadie. Es dramático. Hay 121 millones de empleos afectados solo en el sector turístico y vamos camino del peor escenario: 197 millones»

Gloria Guevara, presidenta del Consejo Mundial de Turismo WTTC
Gloria Guevara, presidenta del Consejo Mundial de Turismo WTTC FOTO: La Razón

Con la experiencia que da lidiar con la recuperación de la industria turística mexicana tras el brote de gripe H1N1 desde su cargo como secretaria de Turismo, Guevara tiene la receta para reactivar el sector: test, test y más test. Mejor de salida que de llegada. Y un protocolo global común.

–Hemos visto las playas de Brighton de romería mientras las de España guardan todas las precauciones. Sin embargo, Reino Unido se apresuró a decretar una cuarentena a España. ¿Se está haciendo patrioterismo con el turismo?

–Vi esas imágenes. Unas semanas después fui a Brighton con mi familia y la gente llevaba mascarilla, quizá porque hacía frío. Pero sí, se están politizando las respuestas y esto afecta a al sector. No se está coordinando de forma efectiva una respuesta global o cuando menos regional al flujo de personas entre países. Está claro que la prioridad de los líderes son sus ciudadanos, pero no pueden quedarse solo en eso. El turismo es una industria global crucial para la recuperación.

–¿Están tratando algunos países «exportadores» de turistas de retener a sus ciudadanos para ganar consumo local?

–Lo que no tiene sentido alguno son las cuarentenas para todos, sin pruebas, da igual si están libres del virus. Al principio de la pandemia, las decisiones de los gobiernos fueron en la línea de proteger las vidas, sacrificando la economía. Pero ahora conocemos mejor el funcionamiento del Covid-19 y vemos que puede haber una solución binaria: vidas y economía. Los expertos en salud nos dicen que se puede viajar y proteger vidas al mismo tiempo, siempre que se cumplan sin bajar la guardia los protocolos básicos. Sabemos que utilizar mascarilla reduce un 92% el riesgo de contagio y que lavarse las manos, utilizar gel o la distancia social de dos metros complican mucho la transmisión.

–Ahora que España está realizando más «test» y salen más brotes controlados los mercados emisores recomiendan no viajar. ¿Se está castigando a España sin motivo?

–Sí, se está penalizando a España cuando está realizando más pruebas que nunca. Ese es el motivo por el que se están disparando los positivos. No porque esté descontrolado sino porque hay más «test» y más que deberían hacerse en todos los países y no solo a los ciudadanos con síntomas sino generalizados. Habría que ver cuántos test están realizando todos esos países que están limitando la circulación de personas.

–Afirma que se puede controlar el virus y viajar sin miedo. Sin embargo, se han disparado los positivos en los jugadores de La Liga a la vuelta de vacaciones, por ejemplo...

–Habría que saber si esas personas han seguido las recomendaciones de los expertos. Si no bajas la guardia, mantienes las distancias y evitar las aglomeraciones las posibilidades de contagio son mínimas, un 0,001%. Hay mucha confusión en la gente, este es un virus que se contagia como cualquier otro. Podemos coexistir con el virus. El problema es que nos confiamos.

–¿Están condenados los cruceros hasta que haya cura o vacuna?

–No lo creo. Se trata de establecer parámetros de seguridad. Se están reactivando cruceros en Oriente Medio y también en Europa con protocolos muy estrictos. En Estados Unidos aún no se ha reactivado, pero lo harán. Y en los aviones se están extremando las mediadas.

–Y pese a todo la debacle del sector aeronáutico es brutal. Los aeropuertos de Aena perdieron un 76% de pasajeros en julio.

–El problemas es que no se ha establecido una coordinación internacional. En la crisis de la gripe A en 2009, fue el G-20 el que tomó las riendas. Hubo una gran coordinación entre todos los países. Ahora lo más que se ha logrado son una serie de recomendaciones, como en el caso de la UE. Por eso, es fundamental sentarse y establecer protocolos comunes en todos los países del mundo para poder restablecer con confianza y seguridad el tránsito de personas. Sin embargo, ¿quién está a cargo de esta crisis? Nadie. Es dramático. Hay 121 millones de empleos afectados solo en el sector turístico y vamos camino muy rápido del peor escenario que contemplamos: 197 millones de empleos en riesgo extremo.

–¿Qué medidas demandan?

–Lo primero es que hay que exigir pruebas rápidas en los aeropuertos de salida y no en los de llegada. Luego generalizar obligatoriamente el uso de mascarillas y geles.

–¿Consideran pertinentes las cuarentenas, como las aplicadas a los turistas que vuelven de España?

–No. Las cuarentenas generalizadas son un error. Solo deben aplicarse a los casos positivos. Debe haber pruebas obligatorias de saliva en los aeropuertos. Son muy eficaces y los resultados están en una hora.

–Un riesgo para el turista, si sale positivo se queda en casa y pierde el viaje...

–Por eso las aseguradoras, aerolíneas, touroperadores y hoteles tienen que dar flexibilidad a los pasajeros. Si hay coordinación con los gobiernos se puede reactivar el sector turístico. Pero son los gobiernos los que tienen que ponerse de acuerdo. La clave es aislar a los enfermos con pruebas. Estoy segura que si el Gobierno de España realizara pruebas de salida a sus turistas extranjeros, ningún país pondría cuarentenas.

–¿Qué más medidas hay que implementar?

–Hay que generalizar el «contact tracing». Pero las herramientas digitales tienen que estar homologadas y ser compatibles para que los países compartan esos datos. Ha funcionado mucho en muchos destinos. Y luego, insisto, más pruebas. En Islandia te hacen una prueba al entrar y otra al quinto día. La gente quiere viajar, solo hay que darle seguridad.