El transporte aéreo no despega: Ryanair, obligada a reducir su oferta un 20% ante la falta de demanda

La aerolínea irlandesa admite que las nuevas restricciones para viajar no le dejan otra opción que recortar vuelos

FILE PHOTO: An online advertisement for Ryanair, Europe's largest low-cost airline, states they are flying 1,000 daily flights from July 1 with new health measures, seen on a screen in London
Anuncio del retorno a la actividad de Ryanair el pasado mes de julioRussell BoyceReuters

Los rebrotes generalizados de coronavirus en toda Europa han llevado a los países a introducir limitaciones para viajar como cuarentenas o la obligatoriedad e presentar test PCR negativos a los viajeros que están empezando a pasar factura al sector aéreo. Ryanair, la primera aerolínea de Europa por pasajeros transportados, ha anunciado hoy que va a reducir un 20% su capacidad durante los meses de septiembre y octubre debido a que, en los últimos diez días, las reservas han caído de forma notable debido a las restricciones para viajar introducidas por los países de la UE.

La aerolínea ha asegurado que realizará la mayoría de los ajustes mediante la reducción de frecuencias y no la supresión de rutas. España, Francia y Suecia serán los países más afectados por los recortes, según ha explicado en una nota de prensa. Ryanair ha lamentado que las autoridades irlandesas sigan adelante con sus cuarentenas unilaterales a países como Alemani (16,3) o Reino Unido (18,6) que tienen ratios de contagio de coronavirus inferiores a los de Irlanda (22,1).

“Estos recortes en la capacidad y reducciones de frecuencia para los meses de septiembre y octubre son inevitables”, afirmó un portavoz de la aerolínea en un comunicado. Los pasajeros afectados por cancelaciones en septiembre recibirán hoy una notificación por correo electrónico, lo mismo que los pocos afectados de octubre, agregó esa fuente.

Ryanair había reanudado su actividad con el 40% de su programación de vuelos habitual el pasado 1 de julio. Lo había hecho, además, con una agresiva campaña de precios para recuperar pasajeros y con la intención de ir incrementando de forma paulatina su oferta -su intención era operar al 70% el próximo mes- a medida que la demanda se fuese recuperando. Sin embargo, la restricciones para viajar han dado al traste con sus planes sólo una semana después de que anunciase que tenía intención de incrementar su actividad hasta el 60% en agosto después de haber transportado 4,4 millones de pasajeros el pasado mes de julio.