Patronal y sindicatos se opondrán a que el Gobierno prorrogue los ERTE por sectores

Los agentes sociales, que se reunirán el viernes en Palma de Mallorca, ya han advertido que la cobertura “debe llegar a todos por igual” y rechazan la propuesta de Trabajo

Patronal y sindicatos coincidieron hoy en recordar al Gobierno la necesidad de que se plantee de inmediato prorrogar los expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) hasta final de año, tras conocerse los datos de desempleo y afiliación a la Seguridad Social del mes de agosto, en el que 812.438 trabajadores seguían bajo el paraguas de un ERTE. Son 306.104 menos que en julio, lo que supone que tres de cada cuatro trabajadores que llegaron a estar en uno durante la pandemia ya han salido de esta situación. En total son 2,5 millones de trabajadores los que han vuelto a la actividad desde el pico máximo registrado el 30 de abril, cuando llegaron a estar contabilizados casi 3,4 millones de empleados. Pero aún queda una enorme cantidad de trabajadores que no han podido retornar a sus puestos por culpa de los rebrotes y la crisis de sectores como el turismo, la hostelería y el transporte, que son los que siguen acumulando el mayor número de afectados. De esas 812.438 personas que quedaban en un ERTE, 663.656 lo estaban en uno de fuerza mayor, y 148.782 en uno de otro tipo.

Así, los agentes sociales ya han trasladado al Ministerio de Trabajo que su apuesta por la extensión de los ERTE no debe limitarse de forma sectorial -como pretende el Gobierno y ha reiterado ya en numerosas ocasiones la ministra Yolanda Díaz-, ya que se provocaría una agravio comparativo entre trabajadores, por lo que la cobertura de los ERTE “debe llegar a todos por igual”, manifestaron a LA RAZÓN fuentes del diálogo social. La batalla está servida, ya que el Gobierno pretende que la extensión de la cobertura de estos expedientes se limite a los sectores más afectados por la pandemia, lo que podría provocar que las empresas que no puedan seguir utilizando esta cobertura opten por el despido o incluso el cierre, advierten los agentes sociales.

La patronal va un poco más allá y ha vuelto a reclamar que la extensión de los expedientes no se limite a diciembre, sino que se alargue, “como mínimo”, hasta junio de 2021 y, “evidentemente, sin discriminar por sectores”, aunque tiene claro que algunos de ellos deben tener un tratamiento especial, como el turismo, pero “pero sin dejar de lado muchos sectores y subsectores que se han visto afectados”.

Los sindicatos van de la mano de la patronal y mantienen la misma postura, a pesar de algunos matices. El secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha reclamado que los ERTE deben continuar mientras existan los efectos económicos de la pandemia. Desde su punto de vista, la intensidad en su aplicación dependerá de la situación económica. “Mientras sigamos con esta situación anómala, hay que renovar su utilización”, y ha adelantado que, a falta de conocer la oferta final de Trabajo, no comparte que se vincule la prórroga de los ERTE a determinados sectores. “Sabemos que unos 700.000 trabajadores que están en ERTE lo son en actividades concretas, pero hay una parte de trabajadores que no están en estos sectores y no se les puede dejar de lado”.

Por su parte, UGT ha pedido que los trabajadores se reincorporen a sus puestos con seguridad para evitar “un nuevo frenazo de la actividad” y que se mantengan los ERTE “el tiempo que sea necesario”, ya que están demostrando “su eficacia como instrumentos de protección” frente a la destrucción de empleo y empresas. Este sindicato “apoya el mantenimiento de este mecanismo el tiempo que sea necesario”, al igual que apuesta por “impulsar la reincorporación de los trabajadores en las actividades reanudadas” y que primen los ajustes de capacidad “en horas de trabajo y no en empleos”.

El Ministerio de Trabajo se sentará con ellos en el marco del diálogo social el próximo viernes en Palma de Mallorca para negociar la prórroga de las condiciones de los ERTE, que pretende modificar con una mayor segmentación por sectores, algo a lo que se oponen tanto patronal como sindicatos. “Nosotros plantearemos nuestra propuesta, que permitirá dar una respuesta adecuada. Pero no podemos anticipar resultados”, señaló el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, en la rueda de prensa posterior a la presentación de los datos de empleo de agosto.

Además de proponer a los agentes sociales la extensión por sectores, también pondrá sobre la mesa cuestiones que preocupan sobre manera a los trabajadores, como si se pueden mantener el importe de las prestaciones que cobran los afectados, y que, a partir de los 180 días, pasan del 70% al 50% de la base reguladora. Así, los trabajadores que lleven desde marzo en un ERTE verían su prestación reducida a partir de octubre, una situación que desde los sindicatos ya han pedido cambiar. “El Gobierno es plenamente consciente de esta situación. Trabajaremos en esta línea, pero no me corresponde a mí anticipar el resultado de un diálogo social”, señaló Rey.