Los funcionarios se revuelven contra la congelación y anuncian protestas

CSIF y UGT denuncian que se les trate como “globos sonda” cuando los empleados públicos están en primera línea de la lucha contra la pandemia

CSIF y UGT han anunciado hoy movilizaciones por los “incumplimientos salariales” en la Administración del Estado, así como otras medidas de presión para pedir el cumplimiento del IV Convenio Único para el personal laboral de dicha administración. En un comunicado, ambos sindicatos afirman que las desigualdades salariales en la Administración General del Estado no solo se han mantenido durante los dos últimos años, sino que se han acrecentado por el incumplimiento de los acuerdos firmados por las organizaciones sindicales con los últimos gobiernos. Los dos sindicatos con mayor presencia entre los empleados públicos responden de esta forma a la insinuación de que el Gobierno socialcomunista estudia congelar los sueldos de los funcionarios.

Ambas organizaciones recuerdan que en 2019 firmaron el IV Convenio Colectivo de la Administración General del Estado (AGE), un texto que supuso un “importante avance” en los derechos del personal laboral de la AGE y en la disminución de la brecha salarial que existía. “Sin embargo, hasta el momento no se han cumplido los compromisos pactados”, denuncian CSIF y UGT, que añaden que esta circunstancia está suponiendo una “grave pérdida” de confianza con el actual Ejecutivo, cuyos compromisos de defensa y mejora de los servicios públicos habían suscitado la expectativa de un período de fructífera negociación.

“Es necesario recuperar los derechos de los trabajadores de la Administración General del Estado del personal laboral, así como avanzar en la reducción de las brechas salariales existentes y apostar por la modernización de las administraciones públicas”, reiteran ambos sindicatos.

CSIF recuerda que los empleados públicos han garantizado la apertura de las escuelas, el funcionamiento de los centros de salud y hospitales, y la tramitación exprés y sin medios de miles de prestaciones como los ERTE o el Ingreso Mínimo Vital. En este sentido, denuncian la utilización de “globos sonda” contra los empleados públicos por parte del Gobierno.

La Central Sindical Independiente de Funcionarios ha pedido al Ministerio de Política Territorial y Función Pública iniciar ya una negociación, en el marco de los próximos Presupuestos Generales del Estado, para abordar las retribuciones y la oferta de empleo público, ante las necesidades acuciantes de reforzar las plantillas de las administraciones en todos los ámbitos (Sanidad, Educación, Servicios Sociales, Justicia y Administración General del Estado entre otros).

CSIF recuerda además que los empleados públicos arrastran una pérdida del poder adquisitivo de entre el 12,9% y el 17,9% desde 2010, por lo que reivindicará un acuerdo de legislatura que contemple una recuperación progresiva de la estructura salarial previa a 2010, que equipare las retribuciones entre administraciones y un plan de recursos humanos para reforzar las plantillas donde sea necesario.

Asimismo, el sindicato mantiene su demanda de establecer una jornada de 35 horas y de manera urgente en una regulación del teletrabajo y la solución al problema de la temporalidad.