Las gasolineras más baratas (y las más caras) de España

Los impuestos suponen más de la mitad del precio de los carburantes que repostamos

Las estaciones de servicio de BP marcaron el precio promedio mensual más alto seguidas de las de REPSOL y CEPSA, tanto para la gasolina 95 como para el gasóleo A, según el informe mensual de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) correspondiente a julio. Los precios promedio más bajos para ambos carburantes correspondieron, una vez más, a las instalaciones independientes que, sin embargo, fueron las que más elevaron los precios. Las estaciones de servicio de GALP, seguidas de las de REPSOL y CEPSA, fueron las que menos subieron sus precios.

España se mantuvo en el tercer puesto en el ranking de precios antes de impuestos más altos de la UE para la gasolina 95. Respecto al ranking del gasóleo A, España ascendió de la octava a la séptima posición.

Los impuestos supusieron el 57,7% del precio de la gasolina 95 y el 52,9% del gasóleo A. El precio del combustible en los mercados explicó el 22,5% y 26,0% del precio mientras el margen bruto de distribución supuso el 19,8% y 21,1% restante.

La más barata, en Badajoz

Durante el mes de julio, la estación de servicio de Península y Baleares que presentó el precio promedio más bajo para la gasolina 95 y el gasóleo A fue una instalación Saras situada en Badajoz, provincia que dispone de otras tres gasolineras en el ránking de las 15 más baratas de España.

En gasolina, a la estación Saras de Badajoz le siguen las siguientes: Petrolis de Barcelona en Olius (Lérida), Family Energy en Carcaixent (Valencia), Family Energy en Zaragoza, Family Energy en Onteniente (Valencia), Indasol Almería en El Ejidos y Condis Girona en Bañolas (Gerona).

En gasóleo, las estaciones más baratas tras la de Badajoz son: Family Energy en Onteniente (Valencia), Premier en Fortuna (Murcia), Grupo Translogística en Daimiel (Ciudad Real) y Renesur en Fortuna (Murcia).

La más cara, en Jaén

Por su parte, la más cara para ambos carburantes fue (al igual que en los dos meses anteriores) una instalación del municipio de Santo Tomé, en Jaén.

En gasolina, tras la de Santo Tomé, las más caras son: Mirasierra en Baza (Granada), una estación sin marca en Bembibre (León) y dos estaciones de servicio de Murillo Rojo en el municipio de Hornachos (Badajoz).

En gasóleo, a la estación de servicio de Santo Tomé, le siguen como las más caras: la de Mirasierra en Baza (Granada), la de Ribesalbes (Castellón), la de Bembibre (León), Esteba Rivas en Toledo y la Punt Tres en San Joan Despí (Barcelona).