Los Veintisiete pactan una nueva PAC que entregará 47.000 millones a los agricultores españoles

Los agricultores recibirán dinero extra si rebasan los compromisos a favor del cambio climático

Tal y como marca la peculiar idiosincrasia comunitaria, los Veintisiete han llegado a un acuerdo esta madrugada, tras horas de maratonianas negociaciones, sobre los fundamentos de la nueva Política Agrícola Común (PAC) que deberá comenzar a funcionar a partir del año 2023, durante el nuevo periodo presupuestario. El Ejecutivo presidido por Úrsula von der Leyen ha hecho de la lucha contra el cambio climático uno de los ejes de su mandato, con la aspiración de que el continente europeo alcance las emisiones 0 de gases con efecto invernadero en el año 2050.

Precisamente, ha sido el papel de los agricultores en este objetivo uno de los principales puntos de fricción durante las negociaciones. Al final, los ministros de Agricultura de los Veintisiete han pactado dedicar un 20% de los pagos directos a los agricultores a los llamados ecoesquemas. Este nuevo mecanismo se refiere a las subvenciones extra que pueden recibir los agricultores si toman medidas que van más allá de los objetivos pactados a favor del medio ambiente. Aunque no había discrepancias en las delegaciones sobre la necesidad de poner en marcha este tipo de primas, este porcentaje ha sido objeto de largas discusiones, ante el temor de que este dinero acabe no pudiendo ser absorbido por los beneficiados. Dentro de las novedades de la próxima PAC, los Estados miembros deberán elaborar un plan estratégico nacional con las medidas en su territorio que deberá recibir la luz verde del ejecutivo comunitario antes de que pueda ponerse en marcha.

Este acuerdo recibió el voto en contra de Lituania y las abstenciones de Letonia, Bulgaria y Rumanía y supone el punto de partida de las capitales para las negociaciones con el Parlamento Europeo. Aunque el nuevo periodo presupuestario comienza en el año 2021, se ha querido dar tiempo hasta el 2023 para que los agricultores puedan adaptarse a los nuevos requisitos. La PAC para el periodo 2023-27 contará con 390.000 millones de euros del presupuesto europeo, de los que 47.724 millones estarán destinos a los agricultores y ganaderos españoles.

El ministro español de Agricultura, Luis Planas, se ha mostrado satisfecho con el acuerdo alcanzado ya que nuestro país “ha cumplido con todos los objetivos que se había planteado”, especialmente en el ámbito de los ecoesquemas. Además, España también ha conseguido prolongar los derechos de plantación de viñedo más allá del año 2030, una reivindicación compartida con Francia.