Cepsa deja la luz y el gas y traspasa sus clientes a Podo: qué condiciones tendrán y cómo rechazar el cambio

El traspaso de contratos se hará efectivo el 7 de febrero. Alrededor de 75.000 usuarios se verán afectados por la cesión

Un hombre toca una llave de la luz
Un hombre toca una llave de la luzJesús Hellín Europa Press

75.000 clientes residenciales de Cepsa pasarán a tener su contrato con la comercializadora Podo el mes que viene. La petrolera anunció hace apenas unas semanas que dejaba la comercialización de gas y electricidad a clientes minoristas para centrarse en los industriales. Según ha recogido la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los usuarios de Cepsa afectados están recibiendo un correo en el que la compañía les informa de que el cambio a Podo se hará efectivo el 7 de febrero. OCU ha recogido los efectos que conllevará este cambio y cómo rechazarlo si no está de acuerdo con la cesión.

¿Cómo afectará a los clientes?

Tras anunciar esta decisión, Cepsa explicó que los clientes que pasen a Podo mantendrán las condiciones actuales de los contratos de gas, electricidad y de mantenimiento hasta que llegue la fecha de la siguiente renovación y, como mínimo, durante 6 meses si la fecha de renovación es anterior. La petrolera también garantizó que la energía seguirá siendo 100% renovable y que se mantendrán los descuentos que proporciona la tarjeta “Porque tú vuelves”.

En cuanto a novedades, “Podo ofrece a los nuevos clientes un servicio de mantenimiento de electricidad gratuito durante 12 meses, que incluye desplazamiento y dos horas de mano de obra para averías eléctricas, de electrodomésticos y otras pequeñas tareas eléctricas”, explica OCU.

La gran duda es qué pasará con los clientes cuando venza ese compromiso de 6 meses. En ese momento, Podo hará su propia oferta, la cual no se conoce por el momento, pero según advierte OCU, “sus tarifas suelen estar penalizadas por una cuota fija mensual más elevada de lo habitual”. La Organización advierte de que desconoce si sus ofertas son recomendables, ya que su sistema de tarifas personalizadas hace difícil la comparación con otras comercializadoras. Si acepta las condiciones que le ofrecen, no tendrá que hacer ningún trámite, ya que el traspaso será automático.

Qué hacer si no está de acuerdo con el cambio

En caso de que no esté de acuerdo con la cesión de su contrato, deberá entrar en su área de cliente web antes del 7 de febrero y rescindir el contrato. Esto impedirá que se realice el traspaso a Podo y le deja libre para elegir otra comercializadora. Además, si tiene contratado un servicio de mantenimiento con Cepsa y lo da de baja, no tendrá que pagar las cuotas pendientes para completar la anualidad, tal y como es habitual en este tipo de contratos.

“Si el 22 de febrero todavía no ha firmado con una nueva compañía, su contrato se traspasará a la comercializadora regulada de su zona con la tarifa PVPC para la electricidad o la TUR para el gas. Durante este proceso, en ningún momento se va a interrumpir el suministro”, explica OCU. La Organización cuenta además con un comparador de tarifas que le permitirá ver cuál es la opción más rentable para su perfil.

Afectados de la campaña Quieropagarmenosluz

Cepsa fue el ganador de la campaña Quieropagarmenosluz de 2019. Por ello, una parte considerable los afectados por este final de actividad son hogares que se inscribieron en aquella campaña. ¿Qué hacer en este caso?

-Contrato eléctrico: esas tarifas de electricidad han quedado algo desactualizadas y hay mejores opciones. El consejo para los que solo tuvieran contratada la electricidad es que intenten localizar tarifas más económicas. “Sin embargo, si se está beneficiando de otros descuentos con Cepsa, como el 3% adicional por tener contratado el servicio de mantenimiento, o aprovecha los descuentos adicionales en gasolineras, le interesa mantener el contrato hasta que expire y valorar entonces la oferta que le haga Podo”, subraya OCU.

-Contrato de gas: la tarifa con la que ganó Cepsa la subasta de gas sigue siendo interesante. Por ello, OCU aconseja mantenerla, esperar el traspaso a Podo y ver entonces cuál es su oferta.

¿Qué es Podo?

Esta comercializadora destaca por utilizar los datos de consumo de todos los puntos de servicio para ofrecer una tarifa personalizada y adaptada a los hábitos de cada hogar. Ofrece tarifas fijas, con la que pagar lo mismo todos los meses; tarifas flexibles, que se adaptan al consumo mensual; y tarifa plana. Además, un punto a tener en cuenta es que la luz que suministran es 100% verde, certificada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Tras el acuerdo con Cepsa, Podo anunció que su cartera superará los 100.000 clientes y ocupará quinto lugar entre las comercializadoras independientes por puntos de suministro de luz y gas.