Naturgy, reconocida como la mejor comunicación en Sostenibilidad Energética

La compañía energética recibe este galardón gracias a visibilizar su apuesta por la transición energética

Logo del grupo energético Naturgy
Logo del grupo energético NaturgyJ.J. GuillénEFE

La estrategia de comunicación de Naturgy ha sido reconocida por el medio PR Noticias en la categoría La Mejor Comunicación en Sostenibilidad Energética en el marco de sus galardones anuales Los Mejores de PR gracias a la visibilidad que ha dado la compañía a su apuesta por la transición energética.

Jordi Garcia Tabernero, director general de Sostenibilidad, Reputación y Relaciones Institucionales de Naturgy, recogió este galardón y remarcó que el grupo «está comprometido firmemente con el medio ambiente y lo ha demostrado con el cambio de marca, el mix energético y la apuesta por las renovables». Asimismo, destacó que Naturgy «demuestra con acciones su compromiso con la sostenibilidad apostando por las tecnologías limpias como la energía eólica y la fotovoltaica, pero también por un nuevo vector energético, como es el hidrógeno».

Naturgy ha sido un agente activo en la transición energética. Prueba de ello ha sido su papel en la presentación de las llamadas «call of interest» para identificar proyectos tractores de la recuperación económica en el marco de los fondos europeos destinados a la transición energética. La compañía ha identificado oportunidades de inversión por valor de 13.000 millones de euros en los próximos años relacionadas con distintos proyectos en España ligados a los fondos europeos Next Generation.

La compañía vincula en concreto su apuesta por el hidrógeno con la transición justa. De ahí que proyecte junto a Enagas desarrollar en La Robla (León) la mayor planta de hidrógeno verde de España, con el objetivo de producir aproximadamente 9.000 toneladas al año de hidrógeno renovable, a partir de una planta fotovoltaica de 400 megavatios (MW) y un electrolizador de hasta 60 MW, informaron ambas compañías. También ha presentado un plan de movilidad para instalar 38 hidrogeneras en España en una primera fase. Por último, destaca también su proyecto en Asturias, por el que podrían producir hidrógeno verde desde un parque eólico marino flotante de 250 megavatios y otro terrestre de 100 MW.

Naturgy está enfocada en una nueva etapa de transformación, algo que ha quedado de nuevo demostrado tras la reciente adquisición de proyectos renovables en Estados Unidos con la compra de Hamel Renewables, que cuenta con una cartera de proyectos de 8 GW en energía solar y 5 GW en almacenamiento.

Destaca también el resultado positivo conseguido en la subasta celebrada en España, donde resultó adjudicatario de un total de 235 MW (38 MW eólicos y 197 MW fotovoltaicos) repartidos entre las tecnologías eólica y solar fotovoltaica, poniendo en valor la cartera de proyectos renovables en la que lleva trabajando durante estos últimos años, y que le ha permitido configurar un porfolio realmente competitivo y optimizado. La adjudicación en esta subasta se encuentra alineada con los objetivos de crecimiento de la compañía y se une a los más de 300 MW que la compañía aprobó a finales del año anterior y que se encuentran actualmente en fase de inicio de construcción.

Durante el pasado ejercicio, Naturgy consiguió importantes avances en Australia, país que se ha convertido en una pieza clave para la compañía ya que, gracias a los últimos acuerdos alcanzados, aumentará su capacidad renovable en este país hasta los 700 MW. En concreto, el grupo cuenta en Australia con los parques eólicos de ‘Ryan Corner’ y ‘Berrybank’, que suman unos 328 MW, además del proyecto también eólico de ‘Crookwell 2’ (96 MW), actualmente en operación. Además, ultima la autorización de varios proyectos renovables en Australia, que podrían suponer el desarrollo de más de 400 MW de capacidad adicional, que le convertirían en uno de los productores independientes de energía eólica más importantes del país.

Todo ello, sin abandonar los objetivos fundamentales como es una estrategia industrial de creación de valor y crecimiento para cada uno de los negocios, así como los objetivos en materia de ESG. En este último, destaca que en 2020 continuó el descenso de las emisiones de gases de efecto invernadero (-7%).