La compraventa de viviendas registra en enero su mejor dato desde que estalló la pandemia

Aunque retrocede un 15,4% con respecto al mismo mes el año pasado, las 39.753 operaciones cerradas son la cantidad más elevada desde la irrupción del coronavirus

La compraventa de viviendas se acercó en enero a las 40.000 unidades
La compraventa de viviendas se acercó en enero a las 40.000 unidades FOTO: AYTO DE RIBA-ROJA

A veces, un paso atrás es un salto adelante. Es lo que ocurre con los datos de compraventa de viviendas registrados en enero. Aunque las 39.753 operaciones firmadas y certificadas por el INE suponen un retroceso del 15,4% con respecto al mismo mes de 2020 y cortan dos meses de subidas, se trata de la cifra más alta registrada desde el pasado mes de marzo, cuando la pandemia del coronavirus irrumpió en España. En tasa mensual, sin embargo, las ventas avanzaron un 10,1%.

FOTO: EPDATA

La caída interanual de las compraventas de viviendas en enero fue consecuencia de la disminución de las operaciones sobre viviendas usadas en un 18,8%, hasta 31.337 transacciones y, en menor medida, del descenso en un 0,4% de las operaciones sobre viviendas nuevas, hasta las 8.416 operaciones, la cifra más alta desde febrero del año pasado. El nuevo producto sigue la tónica de los últimos meses de mejor comportamiento con respecto al usado debido a los deseos de muchos compradores por adquirir viviendas con más espacio, zonas al aire libre o terrazas que las viviendas de segunda mano no ofrecen. De hecho, con respecto a diciembre, la venta de nuevas residencias avanzó un 13,9%, frente al 9,1% que lo hizo la de usadas.

Por comunidades, el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en Comunidad Valenciana (139) y Andalucía y La Rioja, ambas con 125. En valores absolutos, Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó durante el primer mes del año, con 8.376 compraventas, seguida de Cataluña (6.356), Comunidad Valenciana (5.577) y Comunidad de Madrid (5.277). Quince comunidades presentaron en enero tasas anuales negativas en el número de compraventas de viviendas, mientras que sólo Cantabria y Navarra aumentaron sus operaciones, con avances del 4,9% y del 0,3%, respectivamente. Las mayores disminuciones interanuales se dieron en Canarias (-52,2%), Murcia (-30,4%), Baleares (-28,5%), País Vasco (-21,8%) y La Rioja (-19,4%).

Optimismo

El sector inmobiliario entiende que los datos de enero dan pie a pensar que la recuperación del ladrillo está en camino. Desde fotocasa, su directora de Comunicación, Anaïs López, asegura que “las casi 40.000 operaciones cerradas en enero muestra el gran ritmo que ha cogido el sector”. Y es que por séptimo mes consecutivo después de la declaración del primer estado de alarma, las compraventas de vivienda en España superan la barrera de las 30.000 operaciones firmadas y poco a poco se acercan a la cifra de las 40.000 operaciones mensuales. “Son cifras muy positivas y esperanzadoras y que nos muestran que el sector inmobiliario no se está viendo muy afectado por la actual crisis sanitaria. De hecho, el inmobiliario se presenta fuerte y estable para ser uno de los motores para la recuperación económica del país”, explica la directora de Comunicación.

Percepción parecida a la de fotocasa tienen desde idealista. Su portavoz, Francisco Iñarreta, ha asegurado que “a pesar de lo abultado de la caída interanual en el mes de enero, que ha cortado la serie de dos meses consecutivos de crecimiento, no creemos que haya motivos para el desánimo del sector, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos frente al mayor número de compraventas en un mes desde que estalló la pandemia”. Entre los motivos que, según Iñarreta, podrían explicar el retroceso de los datos con respecto a enero de 2020, están en primer lugar, “los estragos que causó el temporal de nieve Filomena que bloqueó varias comunidades durante más de dos semanas. Por otra parte, parece que el efecto de la vacunación no ha sido tan inmediato como podía esperarse, posiblemente debido a la tercera ola y a los retrasos y la descoordinación en todo el proceso de vacunación. Es posible que en los próximos meses el número de operaciones siga creciendo, acelerándose en paralelo a los avances sanitarios”.