Guía práctica para pedir una hipoteca con éxito

Cuánto es recomendable tener ahorrado, qué documentos son necesarios para presentar la solicitud del préstamo, cuánto tarda el proceso y cuáles son las fases a seguir

Imagen de pisos en construcción en Valdebebas (Madrid)
Imagen de pisos en construcción en Valdebebas (Madrid)@ JESUS G. FERIA.La Razón

Ahorrar, ver distintas casas, elegir la definitiva, comparar hipotecas y meditar cuál es la que mejor se adapta a sus necesidades. Los pasos que hay que dar antes de pedir una hipoteca son numerosos y los futuros propietarios se pueden encontrar con piedras en el camino. El comparador financiero Helpmycash.com cuenta con una completa guía en la que detalla las distintas fases que hay que atravesar para solicitar una hipoteca, desde la visita a la oficina a la firma ante notario, así como varios consejos para conseguir el préstamo más conveniente.

Comparar al menos tres ofertas

Hay muchos peces el mar. Por ello, Helpmycash.com aconseja comparar los préstamos hipotecarios que ofertan distintas entidades, al menos tres, y no quedarse con la primera de ellas o con la que le ofrezca su banco. Este trámite se puede hacer consultando las páginas web de distintas entidades (los bancos online suelen tener hipotecas más ventajosas que la banca tradicional), presencialmente o usando un comparador de hipotecas como el de Helpmycash.com.

Pedir y leer la FIPRE

Al pedir información sobre las hipotecas que ofrece una entidad, también deberá solicitar la Ficha de Información Precontractual (FIPRE). En este documento, se recogen las condiciones genéricas de cada hipoteca. Es muy importante revisar la FIPRE antes de tramitar la solicitud formal, ya que le permitirá comparar las distintas ofertas de forma más sencilla. Helpmycash.com subraya que hay que fijarse en cuatro puntos principales:

-El capital y el plazo: la cantidad de dinero que le prestará el banco y el tiempo que le dará para devolverlo. Los bancos suelen prestar hasta el 80% de lo que te cueste la casa. Por ello, recomendable tener ahorrado el 20% restante más un 10-12% adicional para pagar los gastos de escrituración de la hipoteca y de la compraventa.

-El tipo de interés: el interés aplicado sobre la hipoteca, sea fijo o variable, y la Tasa Anual Equivalente (TAE).

-Las comisiones: los cargos que le cobren por apertura (las comisiones de apertura serán consideradas nulas si se cobran si justificación, es decir, por servicios no prestados, según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea), amortización anticipada, subrogación, novación o conversión a tipo fijo.

-Productos vinculados/combinados: los productos que le obliguen a contratar o que le ofrezcan para reducir el interés aplicado. Por ejemplo, seguro de daños, seguro de vida o de protección de pagos, seguro multirriesgo de hogar y otros.

Hipoteca fija o variable: ¿cuál elijo?

La elección dependerá de sus necesidades. Con una hipoteca a tipo fijo sabe exactamente lo que va a pagar cada mes hasta que finalice el préstamo, pero una variable puede salir más barata si el euribor se mantiene bajo, como ocurre desde hace varios meses en los que permanece en terreno negativo. Esto se traduce en un abaratamiento de los intereses hipotecarios e incluso debería conllevar que los bancos pagasen a los clientes por tener hipotecas contratadas. No obstante, esto no se cumple y las entidades están aplicando el tipo de interés al 0%.

Nada es innegociable

Las comisiones, la vinculación mediante otros productos (seguros, planes de pensiones, etc) o el interés aplicado son negociables. Intente conseguir las mejores condiciones y fíjese en el precio de los seguros, estos pueden resultar excesivamente caros.

¿Qué documentación hay que presentar?

Para presentar la solicitud ante el banco y que este evalúe su perfil, deberá adjuntar los siguientes documentos: una fotocopia de su DNI o NIE; una fotocopia de su vida laboral; su última declaración de la Renta; justificantes de ingresos (últimas nóminas para los asalariados, pensiones para los pensionistas y pagos a la Seguridad Social para autónomos); extractos bancarios de los últimos meses para comprobar sus ingresos y gastos habituales; los recibos de préstamos si tiene alguno; el contrato del alquiler si está arrendando; justificantes de otras rentas o ingresos y la tasación de la vivienda.

¿Cuánto tarda el banco en tramitar la solicitud?

El Departamento de Riesgos suele tardar unas dos semanas en aprobar o denegar una solicitud. Puede aprovechar ese periodo para presentar la misma documentación en otras entidades para ver qué si le hacen otras ofertas alternativas, explica el comparador. Hay que recordar que hasta la firma del contrato nada está cerrado y podrá echarse para atrás en cualquier momento.

Entender la oferta y la letra pequeña

Una vez aprobada la solicitud, el banco le hará una oferta personalizada. Por ley, esta le debe llegar 10 días antes de la firma y tiene que contar con la siguiente documentación: la Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN); la Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE); copia del contrato; información sobre los gastos de constitución; el precio de las cuotas en varios escenarios y las condiciones de los seguros. Es fundamental leer todas y cada una de las cláusulas de su futura hipoteca y asegurarse de  “comprenderlas correctamente”, recuerda el comparador financiero.

El comparador financiero cuenta además con otra guía en la que explica puntos relevantes como: qué información debe contener una FIPRE; qué significan ciertos tecnicismo; cuánto le pueden cobrar en comisiones y otros gastos, cómo se regulan ciertas cláusulas y cuáles son sus derechos y obligaciones al firma una hipoteca.

Pasar el examen ante notario

Antes del día de la firma, el notario le “explicará gratuitamente” las condiciones, resolverá sus dudas y le hará “un examen para asegurarse”, explica Helpmycash.com. Si no lo pasa, el notario no podrá autorizar la escrituración del préstamo hipotecario. Además, es importante saber que tendrá derecho a elegir notario.

Llega el momento de firmar

El último paso es ir a la notaría a firmar la escritura de la hipoteca junto al apoderado del banco. Ese mismo día también se firma la escritura de la compraventa. “Pero para terminar de cerrar la operación, la gestoría del banco aún tendrá que pagar los impuestos correspondientes a Hacienda y acudir al registro para inscribir la hipoteca y la nueva propiedad sobre el inmueble; un proceso que suele durar unos dos meses”, subraya Helpmycash.com.

¿Cuánto tiempo ha pasado desde el inicio hasta la firma?

Habitualmente, entre uno y dos meses. Es importante tenerlo en cuenta antes de acordar una reserva de la compra con el vendedor.