La estrella de CaixaBank brilla ya en las Torres Kio de Bankia

Durante las próximas semanas se realizará el cambio de rotulación en sucursales y oficinas

El logo de CaixaBank, en las Torres Kio
El logo de CaixaBank, en las Torres KioLa Razón (Custom Credit)

Los gestos simbólicos a veces valen más que mil palabras o que cualquier anuncio público que se haga. Se cuelan en la retina del subconsciente colectivo y quedan grabadas para siempre. Por eso, la imagen de la estrella de cinco puntas de CaixaBank luciendo orgullosa en lo más alto de las Torres Kio de la Castellana madrileña rubrica oficialmente el nacimiento del banco más importante de España por volumen de activos.

De esta forma, el banco resultante culmina el primer capítulo de un largo proceso de fusión que se inició el viernes una vez que Bankia dejó de existir como marca independiente y de cotizar en bolsa. Y el primer paso ha sido la unificación del logo en los edificios más emblemáticos del banco. El propio consejero delegado, Gonzalo Gortázar, lo anunció en rueda de prensa, que los trabajos de sustitución empezarían por los “edificios corporativos más significativos” de Bankia, un proceso que se prolongará durante los próximos meses y que alcanzará a todas las oficinas y servicios.

La nueva rotulación de las oficinas comenzará el 5 de abril y se prolongará durante nueve semanas, según ha informado la compañía. Los canales electrónicos (web, móvil y cajeros) se personalizarán para incorporar la imagen de CaixaBank a la de Bankia hasta la definitiva integración tecnológica. En cuanto a la web comercial de Bankia, ésta se mantendrá hasta la integración tecnológica.

Los trabajos han arrancado esta mañana con la adaptación de las caras norte y sur de la torre, visibles desde del Paseo de la Castellana, y se espera que terminen mañana domingo en la cara oeste, donde, además de la estrella, se colocará la marca CaixaBank.

Las emblemáticas torres KIO del distrito financiero de la capital fueron construidas entre 1990 y 1996. La de la derecha mirando desde el norte fue comprada en 1997 por la entonces Caja Madrid, cuyo logotipo del oso verde la coronó durante más de una década antes de su sustitución por la marca Bankia. A sus pies, en la plaza de Castilla, sigue en pie la columna de Calatrava que la antigua Caja Madrid donó al pueblo de Madrid.

La entidad combinada, presidida por Goirigolzarri y dirigida por Gonzalo Gortázar, tiene 623.800 millones de euros en activos totales en España, un volumen que la convierte en el banco de mayor tamaño del mercado doméstico, con una posición relevante a nivel europeo. El nuevo grupo refuerza su liderazgo en la banca comercial en España, con cerca de 20 millones de clientes, y la primera posición en la cuota de mercado de todos los productos clave: depósitos (24 %), créditos (26 %) y ahorro largo plazo (29 %), que incluye los seguros de ahorro, los fondos de inversión y los planes de pensiones.

Con presencia en alrededor de 2.200 municipios -en 299 es la única entidad con representación-, alcanza también la red de oficinas más extensa y especializada del sector en España, donde cuenta con 10 millones de clientes digitales.