Hacienda no revelará los datos fiscales del Rey Juan Carlos: “La ley no lo permite. Todos los contribuyentes son iguales”

“La Agencia Tributaria no puede comentar ni comunicar ningún tipo de dato o situación tributaria concreta de ningún obligado tributario, de acuerdo con el artículo 95 de la Ley General Tributaria”, defiende

El senador de Compromís Carles Mulet
El senador de Compromís Carles Mulet FOTO: Juan Carlos Hidalgo EFE

“La Agencia Tributaria trata por igual a todos los contribuyentes” y “no puede comentar ni comunicar ningún tipo de dato o situación tributaria concreta de ningún obligado tributario”. Esa ha sido la respuesta que ha efectuado el Gobierno a una pregunta parlamentaria formulada por Compromís en el Senado efectuada por Carlos Malet sobre las regularizaciones fiscales del rey Juan Carlos I, sobre las que quería saber “por qué Hacienda está haciendo un trato de favor a los miembros de la Casa Real”. Según su apreciación, “el rey emérito habría incumplido el régimen instaurado en 2015 por su hijo a todos los miembros de la familia real al recaudar los 4,4 millones del último pago a Hacienda con préstamos de amigos a interés 0 o muy bajo”.

En su respuesta, el Ejecutivo ha vuelto a ser contundente al exponer que la ley no permite revelar estos datos y que Hacienda “trata por igual a todos los contribuyentes en aplicación del derecho a la igualdad y a la no discriminación, que garantiza el artículo 14 de la Constitución Española (CE), y de su artículo 31.1, que establece la generalidad del deber de todos de contribuir al sostenimiento del gasto público”. También recuerda que “nuestro sistema de garantías incluye el control judicial de la legalidad de la actuación administrativa” y pone en valor que la Agencia Tributaria “ha ido acercándose” a los contribuyentes, “facilitando el cumplimiento voluntario de sus obligaciones tributarias”, a su vez “sin cejar en la persecución y lucha contra el fraude y el contrabando, de colaborar con pericias y auxilios a los Tribunales de Justicia y a la Fiscalía y de cooperar con otras administraciones tributarias, dentro y fuera de nuestras fronteras”.

Asimismo, defiende que sus actuaciones “guardan siempre las garantías legales y la oportuna reserva de los datos”. Precisamente, recoge que “el Ministerio de Hacienda no puede comentar ni comunicar ningún tipo de dato o situación tributaria concreta de ningún obligado tributario, de acuerdo con el artículo 95 de la Ley General Tributaria”, y pone de relieve que la Agencia Tributaria “es la primera interesada en todo lo relativo al cumplimiento normativo” y “plenamente consciente de la necesidad de dar una respuesta adecuada a la cada vez más creciente demanda social de una auténtica transparencia objetiva”.

En este sentido, apunta que en el Plan Estratégico 2020-2023 del organismo se está avanzando en el desarrollo de los distintos compromisos y proyectos, “entre los que se encuentra el fortalecimiento y conformación de una infraestructura ética aplicable a toda la organización”.