ACS marca territorio en EE UU

La empresa española se propone crecer con el plan de Joe Biden mientras ya está ejecutando una cartera de 29.600 millones de euros en el país

Imagen del túnel y los viaductos de Hampton Roads (Virgina), valorado en 3.110 millones de euros
Imagen del túnel y los viaductos de Hampton Roads (Virgina), valorado en 3.110 millones de eurosAEROPHOTO AMERICAAerophoto America

La empresa española ACS es ya el mayor contratista de obra en Estados Unidos, un logro que solo puede conseguirse con un objetivo claro en mente: seguir creciendo. Tras más de 16 años presente en el mercado norteamericano, los proyectos en Estados Unidos representan ya el 54% de las ventas de la compañía presidida por Florentino Pérez, según sus resultados del primer trimestre de 2021. Un porcentaje que pretende ampliar con el respaldo del plan de infraestructuras anunciado por el presidente estadounidense Joe Biden.

En 2020, un año marcado indudablemente por la pandemia, la cifra de negocio de ACS en Estados Unidos rozó los 15.750 millones de euros. Aunque esto supuso un retroceso del 7% con respecto al ejercicio de 2019, la compañía mostró una gran resiliencia y fue capaz de resistir las embestidas de la Covid-19. Un ejemplo de ello fueron dos de sus mayores proyectos cerrados el pasado año en suelo estadounidense: la terminal del aeropuerto de San Diego (California), por 1.854 millones de euros; y el túnel y los viaductos de Hampton Roads (el mayor contrato de construcción de la historia de Virginia) por 3.110 millones de euros.

En la actualidad, ACS está ejecutando una cartera de 29.600 millones de euros en EE UU manteniéndose estable a pesar del impacto de la Covid-19. En concreto, entre sus 10 mayores adjudicaciones durante el primer trimestre de 2021, cinco se encuentran en Estados Unidos. Algunas de ellas son la remodelación de un tramo de la autopista I-10 en el entorno de Phoenix (Arizona), por 503 millones de euros; y la construcción del hospital Elisabeth East (126 camas) en Washington, por 307 millones euros. El proyecto adjudicado a Turner (filial de ACS) supondrá una gran mejora para la atención médica, tanto en cuidados intensivos como en cuidados ambulatorios. Está previsto que la construcción del proyecto comience en el segundo trimestre de 2022. En cuanto al fin de las obras, por un lado el pabellón ambulatorio está programado para abrir en 2023, y el hospital está programado para abrir en 2024.

Las compañías que componen el grupo también se encargarán de la reconstrucción de una de las pistas del aeropuerto Love Field de Dallas, con un presupuesto de 102 millones de euros, y destaca igualmente la entrada en el programa de aguas de San Diego (California) con la construcción de una estación de bombeo, por 91 millones de euros. En total, hasta el cierre de marzo, el Grupo ACS ha sumado contratos por valor de 1.230 millones de euros el país. Por supuesto, este avance constante no sería posible sin la robustez de las filiales que la compañía española tiene en Estados Unidos como Turner y Dragados USA. Además, lidera el ranking «The Top 250 International Contractors» de la revista «ENR Engineering News-Record» desde 2013 frente a otros grupos de su sector en todo el mundo.

Mejorar y modernizar EE UU

Otro de los caminos en los que se está adentrando ACS es en el de las energías renovables. En este ámbito, cabe destacar que Cobra Instalaciones y Servicios, filial de ACS, firmó hace unos meses un contrato con Empire Wind LL para desarrollar un proyecto para suministrar electricidad a Nueva York. En este proyecto, llamado Empire Wind, Dragados y Cobra analizan, en colaboración con la consultora de ingeniería Esteyco, si su solución basada en cimentaciones de hormigón por gravedad tiene encaje para el desarrollo de un parque eólico marino situado frente a la costa neoyorkina.

Es evidente que ACS ya goza de una posición privilegiada en Estados Unidos, pero su intención es seguir avanzando. El motor que impulsará su crecimiento es el titánico plan de infraestructuras de 2,3 billones de dólares (1,88 billones de euros) anunciado por Biden. Su propósito de mejorar los servicios esenciales, modernizar el país luchando a la vez contra el cambio climático y crear empleo comulga con los principios y objetivos que tiene ACS en el país norteamericano.

Creando valor de forma sostenible

El Grupo ACS ha sido incluido de nuevo en el índice mundial de sostenibilidad Dow Jones (DJSI), un ranking que cada año recopila los principales referentes internacionales en materia de gobierno y sostenibilidad de las grandes empresas. Este reconocimiento es fruto de los compromisos adquiridos hace cinco años en el Plan 20:20. Como resultado, en 2020, ACS logró disminuir sus emisiones totales en casi un 20% y aumentó en un 53,8% el gasto medio por empleado en materia de seguridad y salud laboral, entre otras mejoras. De cara al futuro, la empresa prepara ya el Plan Estratégico de Sostenibilidad 2021-25, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.