Odisea en Barajas por los vuelos «pirata» de Plus Ultra

La aerolínea ha estado vendiendo billetes para viajar entre Madrid y Caracas pese a ser una ruta no autorizada por el Gobierno de Venezuela, según una investigación del INAC. La interrupción de los vuelos deja a cientos de pasajeros atrapados en Madrid

Un avión de la aerolínea española Plus Ultra cruza chorros de agua en Lima (Perú)
Un avión de la aerolínea española Plus Ultra cruza chorros de agua en Lima (Perú)Eduardo Cavero

Plus Ultra deja atrapadas a casi 600 personas en Madrid después de que Venezuela ponga freno a sus supuestos vuelos «pirata». Alrededor de 150 pasajeros volvieron a protestar ayer en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas por la cancelación de un nuevo vuelo entre la capital española y Caracas. La mayoría de los clientes de la aerolínea procedían de Francia, Italia y Portugal y no fueron informados de la cancelación hasta un par de horas antes, denuncia Héctor Liendo, uno de los afectados que está haciendo un seguimiento de toda la polémica a través de sus redes sociales. Otros pasajeros como él denuncian llevar acumuladas cuatro cancelaciones previas en los últimos días, con el coste de desplazamientos, PCR, alojamiento y comida que ello conlleva, ante la falta de asistencia de Plus Ultra.

Vuelos no autorizados

La irrupción de las operaciones de Plus Ultra entre Madrid y Caracas se da a raíz de una investigación del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) de Venezuela anunciada este pasado 30 de julio contra la aerolínea por la venta de billetes para volar entre Madrid y Caracas, una ruta actualmente no autorizada por el gobierno de Nicolás Maduro a causa de la pandemia, una práctica por la que Plus Ultra se enfrenta a posibles sanciones. Los afectados se mostraron atónitos ante la noticia, ya que no pueden comprender cómo la aerolínea les vendió unos billetes supuestamente ilegales.

Las únicas rutas aéreas autorizadas por el momento son las que unen Venezuela con Turquía, Rusia, México, Panamá, República Dominicana y Bolivia. Ahora la web de Plus Ultra no ofrece vuelos hasta el 21 de agosto y la compañía anunció ayer en un comunicado oficial que quedan cancelados los vuelos programados hasta el 18 de agosto. Sin embargo, tal como publicó «Vozpópuli», la aerolínea lleva operando en Venezuela desde el pasado 24 de marzo, apenas dos semanas después de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) aprobara su rescate por valor de 53 millones de euros. Mientras Plus Ultra iba recuperando su operativa con Venezuela, otras aerolíneas como Iberia o Air Europa seguían sin operar entre Madrid y Caracas, a la espera de que Venezuela les permitieran volar.

Lo más llamativo de esta polémica es que el anuncio del INAC y la suspensión de los vuelos se produce una semana después de que la Justicia española decidiera paralizar temporalmente la segunda parte del rescate a la aerolínea (34 millones de 53) hasta que demostrase el carácter necesario de la entrega.

En la tarde de ayer, Plus Ultra por fin se pronunció acerca de este nuevo escándalo. La compañía aérea defiende que desde la suspensión por parte de la autoridad venezolana de la operación regular el 25 de marzo de 2020, Plus Ultra ha «realizado con éxito 56 vuelos especiales con todos los permisos en orden y respetando todos los protocolos y normas de bioseguridad establecidos por las autoridades competentes». Ciertamente, cuando Plus Ultra recuperó la ruta Madrid-Caracas en marzo, lo hizo a través de «vuelos de repatriación», aunque los comercializaba en su página web y cualquier cliente podía comprarlos. Ahora, para cumplir las restricciones impuestas por Venezuela a los vuelos procedentes de España, la aerolínea sólo podrá realizar «vuelos humanitarios» y/o «especiales» para desplazar a venezolanos o pasajeros con doble nacionalidad, que son los únicos autorizados..

La paralización temporal de los vuelos después de la investigación anunciada por Venezuela ha dejado un reguero de quejas. Decenas de afectados por este embrollo también quedaron varados este domingo 1 de agosto en Barajas, donde se dieron escenas de tensión ante la falta de información y ayuda por parte de Plus Ultra. Muchos de estos pasajeros fueron convocados a este nuevo vuelo después suspenderse uno de la misma ruta el pasado jueves 29 de julio. Entonces, la compañía justificó la situación «por el cierre del espacio aéreo en Venezuela».

Miles de euros a la basura

El problema, denuncia Héctor Liendo, es que nadie les ha dado una solución real durante estos días. Los afectados simplemente han sido derivados de un vuelo a otro, perdiendo el dinero de las PCR, de la comida y el alojamiento, ya que Plus Ultra no ha complicado con estas coberturas básicas, añade. «Avisaron de la cancelación del nuevo vuelo del 5 de agosto apenas dos horas antes. La mayoría de estas persona, procedentes de Francia, Portugal e Italia, van a volar de vuelta, después de ver que nosotros llevamos ya dos o tres cancelaciones seguidas», explica este afectado. «Se va derrotados», lamenta, ya que la mayoría han gastado miles de euros para visitar a sus familiares», declara Héctor Liendo a LA RAZÓN, quien también se dirigía a Venezuela para visitar a sus hijos y a su padre, con un delicado estado de salud. En concreto, Héctor ya lleva 3.700 euros gastados en esta odisea. «En Madrid no se vive gratis. No tengo dinero para otro pasaje, me estoy planteando vender el móvil», reconocía en un vídeo de Tik Tok.

Respuesta de Plus Ultra

Tanto el Ministerio de Exteriores como la Embajada de Venezuela achacan la responsabilidad a Plus Ultra. «A mí como venezolano no me sirve esa respuesta», critica Héctor tras acudir este pasado miércoles a la Embajada. Los afectados al menos recibieron una respuesta en la tarde ayer. El comunicado oficial de la aerolínea dice que todas las personas con vuelos afectados pueden «solicitar el bono de crédito por el valor del cupón a utilizar con un 10% adicional y una maleta gratis como cortesía», acceder a una «reubicación en los vuelos a partir del día 18 de agosto según disponibilidad» y al «reembolso del cupón pendiente por utilizar (solo ida o ida y vuelta según el caso)». No obstante, no dice nada sobre el derecho a comida, alojamiento y comunicación. Los pasajeros pueden llamar a su centro telefónico o escribir a reclamospu911@plusultra.com.