El paro registrado cae en 82.583 personas en agosto pero se destruyen 118.004 empleos

Se trata de la mayor caída del desempleo de la historia en este mes

Thumbnail

Luces y sombras en los datos del mercado laboral conocidos hoy. El número de personas desempleadas inscritas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha descendido en 82.583 respecto al mes de julio, situándose en 3.333.915, según ha informado el Ministerio de Trabajo. Se trata de la mayor caída del paro registrado en un mes de agosto de toda la serie histórica. En términos relativos, la disminución del paro registrado ha sido de un -2,42%, mientras que con respecto al mismo mes de 2020 ha descendido en 468.899 personas (-12, 33%).

Agosto es tradicionalmente un mes en el que sube el paro registrado debido a un descenso de actividad en numerosos sectores con motivo del periodo vacacional. Sin embargo, este año ha retrocedido gracias a la recuperación de la actividad económica tras el control de la pandemia y encadena ya seis meses de caída continuada. Desde febrero, el paro acumula ya una reducción de 675.000 personas.

En el colectivo de los jóvenes, el paro registrado entre los menores de 25 años registra una bajada de 17.120 personas, un 6,52% menos que en julio. Este dato, junto con la caída de los cinco meses anteriores, supone que 121.000 jóvenes han abandonado las oficinas del SEPE. En la actualidad, hay menos jóvenes en situación de desempleo que antes de que irrumpiese la pandemia. Asimismo, también ha descendido entre los de 25 años y más en 65.463 personas (-2,08%).

La creación de empleo, tocada

En cuanto a la creación de empleos, el número de afiliados a la Seguridad Social en términos desestacionalizados se situó en 19.477.505 personas en agosto, con un incremento de 76.541 trabajadores respecto al mes anterior (un 0,39% más), alcanzándose así prácticamente la cifra de ocupados de febrero de 2020, mes previo al inicio de la crisis sanitaria por la Covid-19, según ha destacado el ministerio.

No obstante, en términos medios y sin ajuste de estacionalidad, la Seguridad Social registró 19.473.724 afiliados, lo que supone 118.004 cotizantes menos que en la media de julio. Entre los años 2009 y 2019, el promedio de pérdida de afiliados en agosto superó los 147.000 ocupados. El Régimen General ha registrado de media 110.339 trabajadores menos (un 0,68%), en agosto, hasta situarse en 16.090.886 ocupados. El Sistema Especial Agrario restó 15.406 trabajadores frente a julio, y el del Hogar, 2.755. El número de autónomos también cayó en 7.300 personas. El año pasado, la Seguridad Social sumó 6.822 afiliados y los autónomos crecieron en 402.

La afiliación el último día del mes también sale mal parada en su comparación con el año pasado. Mientras que el 31 de agosto de 2020 retrocedió en 82.000 personas respecto al 31 de julio, este ejercicio se ha desplomado en 350.000 afiliados menos desde el 31 de julio al 31 de agosto.

Descontando la estacionalidad y el efecto calendario, Trabajo ha destacado que se han producido aumentos en casi todas las ramas de actividad, con especial intensidad en Servicios (60.183). Industria sumó 8.529 personas ocupadas y Construcción, 6.762. La rama de la Industria no ha parado de crecer desde junio de 2020, mientras que la Construcción lo hace desde febrero y Servicios, desde abril. La única que pierde afiliados es Agricultura, con 2.884 trabajadores menos. Por su parte, el número de asalariados aumentó en 67.040 trabajadores, mientras que los trabajadores por cuenta propia sumaron 10.426 personas. Este último colectivo crece de forma ininterrumpida durante los últimos 11 meses.

Trabajo también ha informado de que la Seguridad Social registró 272.190 personas protegidas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a 31 de agosto, según los datos provisionales recogidos por el organismo. El número de trabajadores en ERTE asociado a la COVID-19 se sitúa de esta forma en el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia. Estos instrumentos, diseñados para ayudar a las empresas y proteger el empleo, llegaron a proteger a más de 3,6 millones de trabajadores en su punto más alto en 2020, lo que significa que ya han salido de esta situación más del 92%. Respecto al último día de julio, se ha producido un descenso de 59.296 personas en ERTE si tenemos en cuenta la fecha de notificación, mientras que por fecha de alta, el descenso es de 15.216 personas (*ver nota al final de este documento).