El PP no da marcha atrás y denunciará “cualquier irregularidad” que detecte en el reparto de los fondos europeos

Carga contra el sistema de distribución de las ayudas, la opacidad de las adjudicaciones y avisa sobre la una avalancha de denuncias por parte de las empresas

Edificio de la sede del PP, en el número 13 de la calle Génova
Edificio de la sede del PP, en el número 13 de la calle Génova FOTO: Gustavo Valiente Europa Press

“Seguiremos profundizando en la fiscalización de la ejecución y el reparto de los fondos europeos porque es nuestra obligación como oposición responsable y como servicio a los ciudadanos”. Con esta contundencia, el Partido Popular quiso ayer dejar claro que no cejará en su empeño de mantener sus labores de control de estos recursos y volvió a cargar contra la gestión del Gobierno por no regular de manera “objetiva y ponderada” los criterios de selección de los Perte, sobre los que criticó que no se están desarrollando “ni al ritmo que se requiere ni en sectores que los necesitan, “como el turismo. Si no lo hacen bien, y hasta ahora no lo han hecho, puede suponer graves problemas de litigiosidad. ¿Por qué se dan grandes ayudas a unas empresas y no a otras? Es un diseño absolutamente discrecional”, denunciaron fuentes populares.

El partido de Pablo Casado ha querido reaccionar así ante las críticas vertidas por varios miembros del Gobierno por la denuncia de los populares en Bruselas sobre la gestión de los fondos, que critican dañan “los intereses de España”. En respuesta han confirmado que “seguiremos denunciando lo que tengamos que denunciar”. Su objetivo es que España “no corra el riesgo de que algún día pueda dejar de recibir los fondos por la mala gestión del Ejecutivo de Pedro Sánchez. “Flaco favor hacemos a España si no denunciamos lo que creemos que tenemos que denunciar”, han enfatizado, avisando de que en Europa “lo que nos perjudica es si las cosas no se hacen bien. No somos antipatriotas, desleales”.

En este sentido, lamentaron que estos fondos se estén manejando con “políticas inadecuadas que no resuelven los problemas” y que se están manejando con “una absoluta falta de transparencia y una enorme opacidad en muchos de los extremos. Reivindicamos procedimientos seguros y una autoridad independiente que nos pueda garantizar que se elige bien y que sería la mejor manera de que fuera lo más productivo para los españoles”, demandaron desde el PP.

Asimismo, volvieron a reclamar que se aprovechen los fondos europeos para configurar una mochila austríaca, que en realidad es establecer los mismos derechos por años trabajados para todos los trabajadores, con independencia de cómo sea su contrato y de alguna manera atenuar la curva del coste para las empresas, Sería un proyecto que no es caro y que el Banco de España ha cifrado en torno a 8.000 millones de euros”.

Los populares han recalcado que no descartan presentar nuevos recursos ante los tribunales si descubren la existencia de alguna irregularidad ligada a los fondos. “Es nuestra obligación como oposición responsable”. Y han puesto como ejemplo la “sorpresa” que se llevaron en un Consejo de Ministros de octubre cuando se asignó por real decreto cantidades sin justificar a País Vasco, Navarra, Valencia y Extremadura, “al margen del reparto aprobado” y sin que exista “ninguna razón que explique por qué la reciben más allá del cauce establecido”.

También, desde el PP han lamentado “la falta de responsabilidad y seriedad” del Ejecutivo respecto a sus previsiones macroeconómicas, que sitúan en el 6,5% el crecimiento de España en 2021 y proyectan un alza del 7% para 2022, “muy lejos de las estimaciones presentadas por todos analistas y organismos internacionales, que están revisando a la baja continuamente las previsiones presentadas por Nadia Calviño”. Para el PP, España aún está “muy lejos” de alcanzar niveles prepandemia, pese a los favorables datos que empleo que para los populares se han logrados gracias a la normativa laboral que dejó el PP tras su paso por el Gobierno. “La mejora de la tasa de paro se ha conseguido gracias a el tirón del empleo público, solo con el privado el crecimiento se habría reducido a poco más del 4%”.