Cómo cobrar el cheque por retrasar la jubilación: la cuantía media ronda los 20.000 euros

La primera pata de la reforma de pensiones, en vigor desde el pasado mes de enero, ofrece a los trabajadores que retrasen su jubilación la posibilidad de mejorar su pensión mes a mes o cobrar todo ese beneficio en un pago único

Una persona saca dinero de un cajero de una entidad bancaria
Una persona saca dinero de un cajero de una entidad bancaria FOTO: Emilio Naranjo EFE

Para conseguir que cada vez más ciudadanos se planteen atrasar su retiro profesional, la primera parte de la reforma de las pensiones, que entró en vigor el pasado 1 de enero, contempla mayores incentivos para la jubilación demorada. Pero la gran duda que tenían hasta ahora todos los jubilados y futuros jubilados era : ¿cuánto cobraré exactamente si decido retrasar mi jubilación más allá de la edad ordinaria? La Seguridad Social lo ha aclarado.

El secretario de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, afirmó este jueves 26 de mayo que el importe medio del cheque en forma de pago único que está abonando actualmente la Seguridad Social por demorar la jubilación más allá de la edad legal ronda los 20.000 euros, aunque la Seguridad Social ha llegado a pagar en algún caso más de 100.000 euros a trabajadores que demoraron su retiro más de diez años.

La primera pata de la reforma de pensiones, en vigor desde el pasado mes de enero, ofrece a los trabajadores que retrasen su jubilación la posibilidad de mejorar su pensión mes a mes o cobrar todo ese beneficio en un pago único, una opción que Seguridad Social decidió ofrecer tras encuestar a personas próximas a la edad de jubilación. “No es lo mismo que te suban 50 euros cada año la pensión de jubilación que te den de golpe 8.000 euros. Pensamos que este elemento hará que se opte más por esta posibilidad de retrasar la jubilación, aunque lo fundamental ha sido la eliminación de las cláusulas de jubilación forzosa en la negociación colectiva”, explicó.

Requisitos y cuánto se cobra

Para acceder a este complemento económico por cada año completo cotizado que transcurra desde que se reúnen los requisitos para acceder a la pensión de jubilación, es necesario cumplir tres requisitos:

  • Haber cotizado, como mínimo, 15 años a la Seguridad Social.
  • No haber cumplido los 70 años de edad.
  • Tener cumplida la edad mínima de jubilación ordinaria para el año en curso.

Los trabajadores que cumplan estas exigencias podrán acceder a un extra en su jubilación que puede ser de tres tipos:

  • Un porcentaje adicional del 4% por cada año completo cotizado después de cumplir la edad ordinaria, lo que supondrá un aumento de la cuantía de la pensión mes a mes.
  • Una cantidad a tanto alzado por año cotizado, que va a depender de los años que se haya cotizado cuando se llega a la edad de jubilación. Se recibe en el momento de la jubilación y es lo que se conoce como el cheque en forma de pago único. Su cuantía oscila entre los 5.000 y los 12.000 euros por año demorado y según los últimos datos aportados por la Seguridad Social, el importe medio ronda los 20.000 euros.
  • O una combinación de ambas.

La Seguridad Social elaboró una tabla con ejemplos de cómo afectarían las distintas modalidades de incentivos sobre cuantías de pensión diferentes.

Incentivos por demora de jubilación
Incentivos por demora de jubilación FOTO: M. Roselló

¿Qué hay que hacer para cobrar este extra?

Tras haber alargado la vida laboral en función de lo que cada trabajador considera oportuno, llega el momento de disfrutar de la recompensa: una pensión de jubilación más abultada. El cobro de este complemento solo requiere de un único trámite y es cumplimentar el apartado dedicado a la jubilación demorada en el formulario de solicitud de su pensión (puede descargarlo aquí).

Trámite para demorar la jubilación
Trámite para demorar la jubilación FOTO: Seguridad Social

El cálculo de las cotizaciones por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) durante los años en que se prolongue la vida laboral se hace de manera automática en base a la información facilitada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

En el caso de los trabajadores de clases pasivas, deberán comunicar su intención de demorar su jubilación a los servicios de recursos humanos de su centro de trabajo para que les autoricen esta posibilidad. Después, al solicitar la jubilación tendrán que optar por una de las posibilidades de incentivos (un aumento porcentual sobre su futura pensión, un cheque con una cantidad a tanto alzado o una combinación de ambas).

La Seguridad Social recuerda que la jubilación para trabajadores en situación de alta tendrá efectos económicos desde el día siguiente al cese en la actividad, siempre que la solicitud se haya realizado dentro de los tres meses anteriores o posteriores al cese. Si se solicita con posterioridad, los efectos económicos tendrán una retroactividad máxima de tres meses.