¿Qué tiene el Gobierno contra los ganaderos?

Alberto Garzón, por activa y pasiva, a atacado el consumo de carne, mientras su colega de Agricultura, Luis Planas, se ponía de perfil y miraba para otro lado, como es habitual en él

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante la presentación del informe ‘Sostenibilidad del Consumo en Españaen el espacio Impact Hub Gobernador, a 20 de mayo de 2022, en Madrid (España).
20 MAYO 2022;MINISTERIO DE CONSUMO;SOSTENIBILIDAD;INFORME
Isabel Infantes / Europa Press
20/05/2022
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante la presentación del informe ‘Sostenibilidad del Consumo en Españaen el espacio Impact Hub Gobernador, a 20 de mayo de 2022, en Madrid (España). 20 MAYO 2022;MINISTERIO DE CONSUMO;SOSTENIBILIDAD;INFORME Isabel Infantes / Europa Press 20/05/2022 FOTO: Isabel Infantes Europa Press

La verdad es que menos da una piedra. Pero lo aprobado por el Consejo de Ministros el martes no deja de ser una «pedrea» si se comparan las ayudas o los apoyos con las pérdidas o el incremento del gasto provocado por la inflación y el aumento del coste de la vida y también con la subida espectacular de la entrada de dinero en las arcas públicas. Esta última es lo que se puede considerar como el premio gordo, mientras lo que ahora se devuelve no deja de ser una «pedrea» para los sectores que resultan beneficiados, porque hay otros, como el ganadero, que no ven ni un euro en este paquete.

¿Qué es lo que tiene este Gobierno en contra de la actividad ganadera? ¿Por qué la rebaja del IVA no afecta a las carnes ni al pescado? Se supone que una medida de este tipo habría reducido el precio que paga el consumidor, lo que podría aumentar su demanda. Y ahí es donde está la raíz del asunto, porque el Gobierno lleva mucho tiempo defendiendo justamente lo contrario, es decir, es partidario de que baje el consumo de carne.

Lo ha dicho el ministro de Consumo, Alberto Garzón, por activa y pasiva, mientras su colega de Agricultura se ponía de perfil y miraba para otro lado, como es habitual en él. Pero claro, como iba a sostener lo contrario Luis Planas si en un documento conjunto de todo el Gobierno, presentado a bombo y platillo en La Moncloa por Pedro Sánchez, se afirmaba que era necesario bajar el consumo de carne en el horizonte 2050. ¡Ojalá se hubiese quedado ahí la política contra la ganadería! Otro ejemplo es lo sucedido con la protección del lobo puesta en marcha por Teresa Ribera desde el Ministerio para la Transición Ecológica, con Planas otra vez mudo.

Luego se extrañarán de que el colectivo de ganaderos se ponga de espaldas a los partidos que gobiernan en las próximas elecciones municipales y autonómicas y, más tarde, en las generales que deberían tener lugar a finales del año que viene. El sector ganadero no solo no se ha visto beneficiado por «la pedrea» gubernamental, sino que ha sufrido y sufre las pedradas que tiran desde el Ejecutivo, mientras Planas sigue pasivo.