MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
16:59
Actualizado
  • 1

AENA pierde casi mil millones de euros con la llegada de Sánchez al poder

  • AENA pierde casi mil millones de euros con la llegada de Sánchez al poder
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

09 de junio de 2018. 01:42h

Comentada
S. De la Cruz.  Madrid. 9/6/2018

Los vientos de cola no soplan para AENA desde que el arranque de mes trajera el cambio del Gobierno y, con él, los rumores de que la empresa pública, en la que el Estado ostenta el 51% a través de la también estatal Enaire, podrían traer cambios en la política de reparto de dividendos entre los accionistas. Ante esta situación, el presidente de la compañía, Jaime García-Legaz, quien podría ser el primer directivo del Ibex 35 en perder su asiento con la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, decidió suspender la presentación del Plan Estratégico para el periodo 2018-2021. Dicho plan contemplaba la ampliación de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, entre otros temas prioritarios, aprovechar los activos inmobiliarios disponibles; rediseñar los espacios comerciales, y ganar rutas desde Asia, principalmente. Asimismo, se establecía un reparto del 80% del beneficio hasta 2020 entre los inversores, unos 1.000 millones de euros para los accionistas, y un plan de inversión de 7.252 millones que ahora están el alero. Ya en febrero, AENA había elevado el «payout» para el ejercicio 2017 al 80% desde el 50% anterior y anunció que el consejo de administración revisaría aplicar esa retribución en el plan estratégico 2018-2021, cosa que hizo el pasado 29 de mayo.

La suspensión de la presentación cayó como un jarro de agua fría entre los inversores, lo que ha colocado las acciones de la compañía en mínimos anuales. Ayer, AENA se dejó un 3,67% en el parqué madrileño, hasta los 159 euros por título. Una pérdida que supone casi 1.000 millones de euros en su capitalización bursátil, en concreto 908 millones.

Desde el pasado 15 de mayo, las acciones se han ido descolgando en el mercado con la sucesión de noticias que hacían peligrar los planes estratégicos de la compañía. Entonces, los títulos del mayor gestor aeroportuario del mundo cotizaban a 179,5 euros, lo que implica una caída de casi el 13% de su valor.

Desde la salida a los mercados del 49% de la compañía, el gestor casi ha triplicado el precio de sus acciones, hasta un 184% más respecto a los 58 euros con los que comenzó su andadura bursátil en 2015. El Gobierno obtenía más de la mitad del dividendo, pero los fondos exigían aumentarlo, tal y como contemplaba el plan.

Los analistas estiman que la rebaja de la retribución desinflará la apuesta de los inversores en un valor que se había convertido en refugio para frenar la volatilidad que sufre la bolsa española pese a que el retoque rebaje diez puntos el reparto de beneficios.

Últimas noticias