MENÚ
miércoles 15 agosto 2018
14:48
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Imputado por presunta corrupción en Miami el dueño de Riu Hotels

El juez le acusa de ofrecer estancias gratis al exdirector de Construcción de la ciudad a cambio de agilizar trámites.

  • Alejandro Sánchez del Arco y Luis Riu Güell en el juzgado/Miami Herald
    Alejandro Sánchez del Arco y Luis Riu Güell en el juzgado/Miami Herald

Tiempo de lectura 4 min.

14 de febrero de 2018. 00:27h

Comentada
R. Bonilla.  13/2/2018

ETIQUETAS

La sombra de la corrupción acechó ayer a la marca Riu Hotels & Resorts, la tercera compañía hotelera más importante de España, con más de cien alojamientos presentes en casi una veintena de países de todo el mundo. El copresidente de la cadena, Luis Riu Güell, fue detenido el pasado lunes en Miami imputado por un presunto delito de corrupción y sobornos, después de que la fiscalía del Estado interceptase un correo electrónico en el que había supuestas evidencias de que ofrecía estancias gratis y tratos de favor a un funcionario en sus establecimientos de lujo. La moneda de cambio era que éste hiciera la vista gorda para agilizar los trámites de reforma del establecimiento de la marca española, situado en la zona de South Beach, según informó el periódico Miami Herald.

La acusación, que en España equivaldría a un intento de cohecho, es de mayor gravedad en Estados Unidos. Así lo confirmó la fiscal de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, en rueda de prensa, quien aseguró que Luis Riu y el vicepresidente regional de la cadena, Alejandro Sánchez del Arco, «dieron a Mariano Fernández, ex director del departamento de Construcción de Miami Beach, estancias de lujo y vacaciones con trato VIP en alojamientos de la cadena a cambio de agilizar las obras y los permisos del hotel Riu Plaza, incluso cuando todavía no se habían recibido los permisos necesarios ni se habían pasado las revisiones estructurales imprescindibles para ello». Así, tal y como confirmó la fiscal, «los imputados se enfrentan a un cargo de intento de compensación ilegal, que es un delito mayor de segundo grado, así como a un cargo de asociación delictiva para compensación ilegal, lo que supone una infracción de tercer grado».

Ante estas graves acusaciones, que la familia Riu conoció hace ya varios días y que pueden implicar de entre 5 a 10 años de cárcel, la cadena no ha tardado en defender a capa y espada la honradez de sus ejecutivos. «Son absolutamente inocentes de los cargos que se les imputan», aseguró ayer la compañía en un escueto comunicado oficial. «Confiamos en que el sistema judicial de Estados Unidos concluirá que estas acusaciones son totalmente infundadas y nuestros ejecutivos desean impacientemente probar su inocencia», puntualizaron.

Tal y como confirmó la cadena mallorquina, Luis Riu viajó de forma voluntaria durante el fin de semana desde España rumbo a Estados Unidos para presentarse este lunes ante el juzgado, donde se le presentaron los cargos, «tal y como había sido pactado y coordinado con las autoridades locales. Es parte del procedimiento habitual que esta lectura se haga con el acusado en pie», matizaron.

El procedimiento completo fue cuestión de unas horas y, depués de declarar, el juez impuso una fianza de 20.000 dólares (algo más de 16.000 euros), que el empresario ya ha pagado, lo que le ha permitido obtener el permiso para regresar a España. De hecho, según la propia compañía, los ejecutivos regreserán a Palma de Mallorca «durante las próximas horas para retomar su agenda y volver a la actividad con total normalidad».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs