Fitch cree que Portugal puede obtener nueva crédito de la troika cuando concluya el rescate

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings considera que Portugal podría obtener una nueva línea de crédito de la troika --la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-- cuando concluya el actual programa de rescate en junio de 2014, ya que la dinámica de la deuda del país es "débil", pero está "cerca de la estabilización".

La agencia recuerda que cuando se activó el rescate de Portugal ya avisó de que la economía lusa necesitará ayuda adicional cuando termine el actual programa. "Fitch cree que una línea de crédito con condiciones mejoradas es más probable que una línea de crédito preventiva dados los estrictos criterios de esta última", añade.

Asimismo, defiende que si este crédito se negocia a principios de 2014, podría fomentar la confianza de los inversores "significativamente"y facilitar el regreso de Portugal a los mercados.

Por el contrario, ve "improbable"una reestructuración de la deuda que afecte al sector privado o implique ampliar su vencimiento, ya que socavaría muchos de los progresos fiscales que Portugal ha logrado hasta la fecha.

La agencia descarta la implicación del sector privado incluso en el caso de que el programa de la troika "descarrile por problemas políticos"o por una postura más dura de los acreedores, ya que mantendría al país fuera de los mercados de deuda durante "mucho más tiempo". Además, añade que su situación no es tan mala como la que tenía Grecia cuando aplicó la quita a su deuda.

Por su parte, una ampliación del vencimiento de la deuda podría reducir las necesidades de financiación del país de forma inmediata y tendría una impacto menor que la anterior opción, pero podría "obstaculizar la recuperación del acceso a los mercados".

Fitch prevé que la deuda pública portuguesa alcance un máximo en 2014-2015 del 129% del PIB, para comenzar a descender de forma gradual a partir de 2016. En el escenario base elaborado por la agencia, la deuda pública se situará en el 115% en 2022, asumiendo un superávit primario medio del 3% del PIB entre 2016 y 2022.