La medida estrella del PSOE para el empleo: temporales y 648 euros al mes

Propone gastar 1.300 millones para contratar a 200.000 mayores a tiempo parcial

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y el presidente de CEOE, Juan Rosell
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y el presidente de CEOE, Juan Rosell

Es su principal compromiso si llega al Gobierno: Pedro Sánchez derogará la reforma laboral que aprobó Mariano Rajoy para acabar con el desempleo y la precariedad. Precisamente por tan ambicioso objetivo, sorprenden algunas de las medidas que como una suerte de recetario mágico el líder del PSOE enumerará hoy ante los suyos en el Senado. Sánchez presentará la propuesta de los socialistas para un nuevo Estatuto de los Trabajadores, dentro de la cual se encuadra «Garantía +45», un plan dirigido a la «generación olvidada» –desempleados de larga duración, mayores de 45 años, que hayan agotado la prestación y mayores de 55 que hayan extinguido sus prestaciones–, esto es, el colectivo «sin empleo, sin prestación y sin pensión».

La iniciativa del PSOE pretende rescatar del paro a 200.000 personas, un colectivo al que a cambio ofrecerán un empleo precario, pues se trata de un contrato temporal de seis meses de duración, a tiempo parcial, y por el que percibirán el Salario Mínimo Interprofesional ( 648,60 euros). Los puestos de trabajo estarán ajustados a la competencia y cualificación de los desempleados participantes, siendo los servicios públicos de empleo los encargados de evaluar –a través de al menos dos entrevistas– las competencias y necesidades de los participantes, así como su idoneidad para el cargo.

Esta «actuación de impacto» –como la define el PSOE– basada en la temporalidad contradice el discurso que los socialistas exhiben en cuanto a este tipo de contratación, a la que acusan de «crear una nueva clase de trabajadores pobres». En su propio argumentario, los responsables de empleo justifican la medida en las «circunstancias actuales» y como la única forma de crear «una herramienta directa y rápida en la lucha contra la desigualdad, la pobreza y la reactivación de la economía».

Como en todas las medidas que propone, el PSOE incluye una memoria económica, esto es, lo que costaría llevarla a cabo. En este caso, el plan «Garantía +45» requeriría una inversión de 1.300 millones de euros, teniendo en cuenta los costes de recolocación, 500 euros por trabajador, y 1.000 más, por incentivos en su contratación. Los socialistas piensan financiar el programa con un tercio de la rebaja fiscal que el Gobierno va a hacer a las rentas altas en el IRPF y a las grandes corporaciones en el Impuesto de Sociedades, que supone en torno a 3.800 millones de euros.

Más de 80 actos sindicales para el 1 de mayo

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, presentaron ayer la Estrategia para la Salud y la Seguridad en el Trabajo 2015-2020, aprobada el pasado viernes en Consejo de Ministros. Asimismo, los sindicatos anunciaron que han convocado para este Primero de Mayo más de 80 actos en todo el territorio nacional para denunciar la «regresión económica, social y laboral de España» debido a las políticas de recortes.

Sánchez propone tres tipos de contratos

Con cada nueva EPA publicada, la valoración del PSOE es la misma. El partido siempre critica que el modelo de empleo del Gobierno del Partido Popular es el de contratos con «fecha de caducidad, salarios de pobreza y baja cobertura a la protección». Unas características que se ajustan bastante a la nueva propuesta para mayores de 45 años que buscan aplicar si llegan al Gobierno. Además, los socialistas propondrán hoy la creación de sólo tres tipos de contratación: indefinida, temporal justificada y de formación. Con ellas, el PSOE quiere combatir esa nueva clase de trabajadores pobres que, a su juicio, ha creado la reforma laboral de Mariano Rajoy, «eliminando falsos trabajos temporales y las modalidades que permiten la explotación». Así se manifestó el portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Juan Moscoso, que aprovechó para criticar también la modalidad que propone Ciudadanos. «Es un ejercicio teórico de difícil aplicación que va convertir en temporales los contratos indefinidos. Nuestro contrato único ideal será lo más parecido a un contrato indefinido para todos y no un contrato temporal», señaló.