MENÚ
domingo 20 octubre 2019
21:44
Actualizado

La morosidad azota a más de la mitad de las empresas españolas

Los retrasos en el pago de facturas a empresas supusieron un coste directo para el tejido empresarial de 1.791 millones de euros

  • La famosa empresa de cobro de morososo “El cobrador del frac, en la calle Orense de Madrid
    La famosa empresa de cobro de morososo “El cobrador del frac, en la calle Orense de Madrid /

    Gonzalo Pérez

Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de septiembre de 2019. 05:00h

Comentada
Inma Bermejo.  Madrid. 19/9/2019

ETIQUETAS

La epidemia de impagos ya afecta al 55% de las empresas españolas. El riesgo de que los clientes no abonen sus facturas cada vez es más alto. En apenas un año, las compañías afectadas por morosos han aumentado en tres puntos porcentuales, desde el 52% registrado en 2018, según un estudio de Informa D&B, filial de Cesce, que señala que el importe de los impagos es inferior al 5% de la faturación en el 91% de los casos. Su proliferación se debe, en la mayoría de los casos, a problemas de tipo financiero.

Esta tendencia se afianza. La directora del Departamento de Estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese señaló que el comportamiento de los pagos "comenzó a empeorar en el último trimestre de 2017 y ha seguido esta tendencia en 2018". El retraso medio se sitúa en torno a los 13,30 días, "en la línea con la media europea". En esta línea, el plazo medio pactado para abonar las facturas y el periodo medio de pago efectivo también se incrementan en 2018 en España, quedando en 74,85 días y 88,16 días, respectivamente.

Los retrasos en el abono de facturas y los impagos van de la mano. La mitad de las empresas que sufrieron algún impago en 2018 ya habían registrado algún pago a más de 30 días en 2017, de los cuales, el 67% se prolongó durante 90 días. En conjunto, los retrasos de las empresas supusieron un coste directo para el tejido empresarial de 1.791 millones de euros en tan sólo los tres últimos meses del año. En cuanto a las posibles causas de la morosidad, el 38% de los encuestados señala que cree que son de tipo financiero, mientras que el 29% cree que los problemas son de origen administrativo. Además, un 23% de los empresarios opina que se trata de demoras intencionadas.

El alza en las cifras de impago no se traduce en medidas sancionadoras. La sexta edición del libro "Análisis del comportamiento de pafos empresarial" señala que en 2018 sólo un 14% de los empresarios aplicó intereses de demora, dos puntos porcentuales por encima del año precedente, aunque cerca del 46% de los empresarios encuestados opina que la aplicación de un régimen sancionador ayudaría a mejorar el cumplimiento de los plazos. La morosidad sólo preocupa al 7 % de los encuestados.

El estudio también refleja que se mantiene una dicotomía entre norte y sur en el comportamiento de pagos de las empresas españolas. Aragón, Cantabria, Castilla y León, Navarra, Asturias, La Rioja, País Vasco y Galicia presentan una mayor proporción de pagos puntuales, todas superan el 50%, y Madrid, Ceuta, Melilla y Canarias las más reducidas, 39%, 38%, 35% y 34%, respectivamente. Aunque el retraso medio se incrementa en la mayor parte de las autonomías, tan solo Ceuta supera los 20 días al acabar el año, 29,58 días exactamente, mientras que la que mejor se comporta es Navarra con 9,25 días de media de demora.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs